Sabine Caspar anda siempre con Cuba en el corazón


La solidaria alemana Sabine Caspar anda siempre con Cuba en el corazón
La solidaria alemana Sabine Caspar anda siempre con Cuba en el corazón

Por Arnaldo Vargas Castro. Mujer carismática, sencilla, amante de Cuba y muy activa en la lucha contra el bloqueo que sostiene el gobierno de Estados Unidos contra este noble y heroico pueblo desde hace casi 60 años, es la alemana Sabine Caspar, integrante del grupo de solidaridad Cubasi en su país e integrante de las caravanas de Pastores por la Paz desde hace 20 años.

Cuando se incorporó a los viajes de Pastores por la Paz, que inició el Reverendo Lucius Walker en 1992 para realizar trabajos voluntarios y traer donativos a Cuba, ya Sabine había venido como turista, en 1986, acompañando a su madre. Recuerda con agrado aquellas vacaciones que pasaron en Trinidad y Varadero.

Viviendo en Alemania, ¿Cómo surgió su primer contacto con Pastores por la Paz?

¨Yo era profesora de inglés y durante un viaje que realicé a Estados Unidos y Canadá, donde pude perfeccionar el idioma, conocí lo que se hacía por Cuba en una etapa muy difícil para los cubanos, debido al Período Especial provocado por el derrumbe del campo socialista en Europa.

En un encuentro fortuito con la hija de Lucius Walker supe que habia muchos grupos de solidaridad contra el bloqueo a la isla y que yo tenía la posibilidad de sumarme a ese movimiento. Eso me im presiono mucho, porque prácticamente yo no conocía nada de lo que sucedía en y con Cuba. De esa manera me convertí en caravanista, algo que me enorgullece mucho¨.

Una de las cosas que más llamaron su atención era el valor conque Pastores por la Paz enfrentaban a las autoridades estadunidenses en sus marchas hacia Cuba después de recorrer varias ciudades recogiendo donativos que hacía la gente para ayudar a este noble, amoroso y solidario pueblo, como en 1993, cuando en la frontera con México la aduana se oponía a que pasaran una pequeña guagua amarilla que donarían al sector educacional, porque decían que Fidel la utilizaría con fines militares.

Entonces los caravanistas se plantaron firme, hicieron una prolongada huelga de hambre y lograron definitivamente pasar la guagua, a la que luego siguieron otras, que aún prestan servicios en algunas provincias cubanas.

¨Todo eso me inspiraba, me daba fuerzas. Siempre ha sido grande el espíritu solidario de los caravanistas, quienes no pioden permiso para venir a Cuba, apoyan la lucha contra el bloqueo estadounidense y levantan sus voces contra cualquier injusticia que se cometa en el mundo¨.

Actualmente nuestra amiga alemana trabaja en una tienda de fotocopias y mantiene su disposición de apoyar la causa cubana detro y fuera de su país. Para venir con las caravanas, que desde 2010, cuando falleció Lucius Walker dirige su hija, Gail, tiene que vencer muchos kilómetros, ¨pero ha valido y vale la pena, porque ser solidaria me hace mejor persona y sentirme que puedo ser útil¨.

En esta caravana número 29, Sabine visitó por primera vez Holguín y el sitio exacto donde nació Fidel Castro. Similares emociones vivió en Santiago de Cuba frente a la piedra donde reposan las cenizas del invicto y eterno Comandante en Jefe (ya había estado allñi el pasado año, en viaje de turista), así como durante la visita al otrora cuartel Moncada, una fortaleza militar, cuyo asalto el 26 de julio de 1953, marcó el reinicio de la lucha armada por la independencia de Cuba.

Además de sus acciones junto a Pastores por la Paz, conocida tambièn como organización de solidaridad Estados Unidos-Cuba, ¿cuál es la participación en las que promueve “Cuba Sí”?

¨Bueno, yo me incorporé en Hamburgo al grupo solidario Cuba Sí y desde entonces he participado en muchas actividades¨, como el apoyo a la causa de los Cinco antiterroristas cubanos que pagaron prisiones en Estados Unidos, la lucha contra el bloqueo y las campañas de desinformación sobre la realidad cubana. Dice Sabine que en Alemania vendía mojitos y café, para apoyar fondos que se utilizaban en apoyo a proyectos que se desarrollaban aquí en Cuba.

A esta altura, nadie puede hacerle cuentos a esta mujer que nació y vive en Alemania, pero puedes encontrarla en Estados Unidos, Canadá, y por supuesto, Cuba, haciendo lo que muchas personas debían imitar en defensa del mundo mejor que todos queremos: apoyar justas causas en defensa de una vida mejor, de paz, armonía, solidaridad y amor.

Todo eso da sentido a la vida de Sabine Caspar, una extraordinaria, sencilla y apasible mujer que siempre anda con Cuba en el corazón.

Un comentario sobre “Sabine Caspar anda siempre con Cuba en el corazón

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.