Celia Sánchez: la flor más autóctona


Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. No basta con mirar, de vez en cuando, la frase bellamente colocada en una de las paredes de la Plaza Celia Sánchez, ubicada en la sede de igual nombre de la Universidad de Holguín. Los que iniciaron la Revolución hay que recordarlos haciendo bien lo que nos toca hacer. Es el mensaje a los jóvenes que se escuchó en el sencillo acto de recordación a la heroína de la Sierra y el llano.

Ecured nos recuerda que Celia Sánchez Manduley, registrada con el nombre completo de Celia Esther de los Desamparados Sánchez Manduley (Media Luna, 9 de mayo de 1920 – La Habana, 11 de enero de 1980), fue una combatiente revolucionaria, política e investigadora cubana.

Integró el Movimiento 26 de Julio durante la Guerra de Liberación Nacional de Cuba (1956-1958), desde donde organizó por orientaciones de Frank País la red clandestina de campesinos que fue vital para la supervivencia de la guerrilla dirigida por Fidel Castro que desembarcó por el sur de Oriente el 2 de diciembre de 1956 y que se convertiría posteriormente en el Ejército Rebelde.

En manos de miembros de la Federación Estudiantil Universitaria y acompañados por autoridades de la Universidad de Holguín, fue depositada una ofrenda floral a la eterna joven que salió de su terruño natal para conquistar a Cuba y convertirse en cercana colaboradora de Fidel Castro.

De Julio Antonio Mella, asesinado en México un 10 de enero, y Celia, desaparecida físicamente el 11 de enero de 1980 en La Habana, habló el MSc. Alexander Abreu Pupo, profesor de Historia de la Universidad de Holguín.

La historia, fiel compañera de los universitarios, debe mantenerse viva y salir de los libros de texto, aunque a Celia no se le encuentra frecuentemente en ellos. La generación que comenzó la Revolución triunfante, dedicó mucho tiempo a la superación, un mensaje que llega ahora a los jóvenes que cada día recorren los espacios de la institución holguinera y que tienen la responsabilidad de mantener vivo el legado de Fidel y los que, junto a él, cambiaron a Cuba.

(Publicado en el sitio web de la Universidad de Holguín)

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s