Indiferentes


El filósofo italiano Antonio Gramsci se pronunció tempranamente contra el falso apoliticismo. Foto: Getty Images
El filósofo italiano Antonio Gramsci se pronunció tempranamente contra el falso apoliticismo. Foto: Getty Images

Por Odio a los indiferentes. Creo que «vivir significa tomar partido». No pueden existir quienes sean solamente hombres, extraños a la ciudad. Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes. La indiferencia es el peso muerto de la historia. Es la bola de plomo para el innovador, es la materia inerte en la que a menudo se ahogan los entusiasmos más brillantes, es el pantano que rodea a la vieja ciudad y la defiende mejor que la muralla más sólida, mejor que las corazas de sus guerreros, que se traga a los asaltantes en su remolino de lodo, y los diezma y los amilana, y en ocasiones los hace desistir de cualquier empresa heroica. Seguir leyendo “Indiferentes”

Anuncios