Cola loca


Cola para comprar gas licuado en Holguín. VdC FOTO/Luis Ernesto Ruiz Martínez.
Cola para comprar gas licuado en Holguín. VdC FOTO/Luis Ernesto Ruiz Martínez.

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. Mi vecino se levantó poco antes de las 2 de la madrugada. Estaba dispuesto a ser de los primeros en la cola del gas, pero no imaginaba que, cuando llegó, los coleros ya estaban allí.

Lamentablemente en Cuba, como tal vez en muchas otras partes de este mundo nuestro, eso de hacer colas es, más que una necesidad, un desafío a la tranquilidad ciudadana.

Yo fui más conservador para ir a esperar mi turno para adquirir el gas, llegué poco después de las 6 de la mañana y por supuesto, en el lugar donde las cosas están en pleno desarrollo estaban mi vecino, un millón de aspirantes a compradores y por supuesto, los coleros.

Son personas que buscan ganarse unos pesos a costa de los demás. Ellos no llegan temprano, están siempre allí. Marcan una y otra vez para luego, con el amanecer, “vender” su mercancía (léase turno en diferentes puntos de la cola) al que pueda comprarla, que no siempre es el más dinero tiene, puede ser alguien necesitado o impedido de esperar largas horas.

A ellos poco les importa, mientras les paguen. El irrespeto es su máxima. No hay cola que se respete que no los incluya, aunque los coleros son como una plaga que se da silvestre y no hay nada que los elimine de la faz de la tierra.

Tenía la certeza de que eran los culpables de que a este entretenimiento irrenunciable pudiéramos llamarle cola loca, como popularmente le llamamos a un pegamento de moda, hasta que escuché el pasaje que una colega vivió en otra cola.

Se fue, también a las 2 de la mañana, para la cola que le permitiría completar trámites en una oficina del carné de identidad. Lo que vino después, si no me lo cuenta ella, no lo creo.

Cuando abrieron la oficina a las 8 am, una voz, desde dentro, les dijo a todos: “por favor, díganle al último de la cola, que no dé más último…”

Anuncios

3 respuestas a “Cola loca

  1. Bueno, reconozco el punto, es donde me toca comprar. La última vez fui a la s 4:00 am. Llovía y ya los coleros eran dueños de los mejores turnos. De todas maneras no desesperé pues una simple suma me indicaba que podía comprar sin mayores problemas. El “barretín” se armó cuando un colero, con una cara con propiedades de concreto blindado afirmó: “yo tengo 10 turnos, así que de ahí para atrás…” Ahí mismo se me fue la zapatilla y le dije que si quería sus 10 turnos serían al final de la cola, como el sujeto no quiso entrar en razones, sin más bronca, celular en mano llamé a la PNR y en cuestión de minutos desaparecieron los coleros.
    A los coleros y revendedores no se le puede dar “ni tantico así”. Hay que exigir a las autoridades que tomen cartas en el asunto.
    En el Mercado Garayalde hay un entusiasta equipo que son dueños de la cola de los cárnicos, lácteos y cuanta mercancía con promesa de margenes de ganancias alto saquen. La Administración del mercado hace bien poco, por no decir nada. Sus “medidas” son sólo para las cámaras de la TV, cuando lo entrevistan. He visto a una colera almorzar tranquilamente de una cacharra, al lado del policía que “ponía orden” y ella con sus jabas llenas esperando otros turnos para seguir cargando. Era evidente que el destino de tanta mercancía no era las despensas de su hogar, pues ella es habitual en el mercado, sino la reventa y la especulación. ¿Cómo es posible que eso se permita? ¿Acaso las autoridades no saben que en la misma puerta del mercado “venden” los productos más demandados: dulce de leche, yogourt, queso, galletas… la lista puede ser tan larga como la oferta del mercado. ¿No seremos capaces de resolver ese mal social?

    Me gusta

  2. Lo mismo sucede en los mercaditos que abastecen el sábado para vender el domingo. Los que duermen allí, se retiran cuando va a comenzar la venta con lo que recaudaron como recompensa de su “mala noche”

    Me gusta

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.