Las órdenes no se discuten


Amor. Mi jefa me miró con cara muy seria y me dijo: “Te vas a trabajar 3 días al Hotel Atlántico en Guardalavaca”. Dudé por un momento, estuve a punto de rechazarlo, pero sabes que soy muy disciplinado y nadie sabe si volveré a estar en un lugar como ese. Así que demoro un poco, las ódenes no se discuten. Siempre tuyo.

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s