¿Será Trump el mayor de nuestros peligros?


Trump apuesta por la gusanera de Miami para derrotar a Cuba.
Trump apuesta por la gusanera de Miami para derrotar a Cuba.

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. Era relativamente fácil ser revolucionario en momentos en que bastaba un simple llamado para salir a las calles en apoyo a la Revolución. Por lo menos, era menos complejo aparentar serlo. Los tiempos han cambiado, los enemigos han mutado y los mayores peligros están, muchas veces, entre nosotros mismos.

Hoy es Trump quien enfila, nuevamente, los cañones imperiales hacia la isla del Caribe. El mismo pueblo que los derrotó primero en la Sierra, después en el llano, en Girón, en el Escambray, en cada batalla económica, en las aulas, las fábricas, los campos y sobre todo en el terreno de las ideas, es ahora el blanco de nuevos ataques. Eso merece muchas respuestas, y las ha tenido.

Tengo la convicción de que los peligros mayores, sin restarle la importancia que tienen las amenazas del rubio bravucón y su administración, residen al interior de Cuba, sus organizaciones y ciudadanos.

Vivimos momentos en que no hacen falta largos discursos, ni expresiones públicas para saber quién está y quién no, a favor del proceso revolucionario que Cuba sostiene como justa alternativa al neoliberalismo que ha sumido a la región en una terrible crisis. Y vemos a diario muestras de que no todos están a nuestro lado, aunque al mirarlos veamos una sonrisa de oreja a oreja.

No son pocos, seamos realistas, los que han “matriculado” en una peligrosa carrera de supuestos “apolíticos” a los que nada importa, o casi nada, respecto a la situación en que vivimos. Y lo vemos a diario.

Por fortuna para la Revolución Cubana somos muchos más los que seguimos dispuestos a entregarlo todo. No como ciegos corderitos sin rumbo fijo, sino como convencidos patriotas que creemos firmemente que la única salida es la resistencia de la mayor parte de nuestro pueblo en torno a sus líderes de hoy y mañana.

Trump, y sus pésimos asesores, han cometido el error de atacar el orgullo nacional. A los cubanos no se nos puede imponer nada, todos lo saben, excepto ellos. Los que lo han intentado, dentro y fuera, han tenido que pagar las consecuencias.

Miremos, una vez más, al interior de Cuba, a cada organización política, social, de masas, entidad estatal y hasta privada, donde haya un revolucionario convencido. Fidel nos enseñó a hacerlo.

No todo el que habla bonito y pone su mano sobre nuestros hombros es un aliado, ni todo el que critica la obra que construimos, es un enemigo. Hay que aprender a definir, pues de ello depende nuestro futuro.

Anuncios

9 thoughts on “¿Será Trump el mayor de nuestros peligros?

  1. Muy interesante y estoy totalmente de acuerdo en que los peligros están aquí, pero están disfrazados muchas veces de directivos que ocupan cargos bien importantes y lo que hacen es ralentizar el proceso y solo buscar sus provechos personales, pero a esos no se les dice nada y siguen en sus puestos, no se les critica y si lo haces pues te pueden acusar de ir en contra del sistema revolucionario. Por lo que digo y te digo que es muy importante que digas estás cosas pero también es importante que se haga algo, no solo que se diga. Y estoy de acuerdo en o echarle más la culpa de todo al Bloqueo, teneos un Bloqueo más grande y peligroso interno, y no lo atacamos como al otro, que por cierto estamos siendo más inteligentes, según mi modesta opinión, al no atacar directamente a los Estados Unidos o a Trump con discursos y si con análisis y publicaciones basadas en hechos.

    Me gusta

    1. Rogelio
      Coincidimos en varios puntos. Desconocer que existe el bloqueo de Estados Unidos y las amenazas de Trump sería irresponsable.
      El llamado es también a mirar hacia dentro y enfrentar esos peligros que dañan nuestro sistema.
      Es un llamado al combate, así lo asumimos, y sé que muchos lo harán también.
      Gracias pòr compartir tu visión.
      Saludos desde Holguín.

      Me gusta

  2. No desconozco el daño y el alcance que tiene el Bloqueo sobre nuestro país, pero en mucho es peor el daño que producen esas personas oportunistas y no se hace nada al respecto. Mucho ruido y pocas nueces. Se dejan hacer las cosas, las malas cosas.

    Me gusta

  3. Fuerza, Cuba! No son momentos fáciles los que están pasando. Pero si lograron el hermoso país que tienen pese al infame bloqueo, van a poder seguir la lucha! Mi total solidaridad con ustedes.

    Me gusta

  4. Trump arrogante, impulsivo y megalómano es tan solo un continuador de la política imperial con un peculiar y perverso estilo, pero al fin y al cabo igual de perverso a sus antecesores. Pienso que es importante mantener una posición fuerte ante el embate de los Estados Unidos, pero igualmente importante analizar lo que pasa al interior de Cuba. Conozco a varios cubanos que han pasado por Colombia hablando pestes de la revolución y creando una falsa imagen de lo que sucede en Cuba. Yo no se cual sea la solución a esto, pero hay que combatirlo. Tal vez se podrían crear de manera intensiva comités estatales que hagan contacto con estas personas, que los escuchen, que les permitan plantear sus inquietudes e inconformismos y que en últimas los pongan del lado que deben estar, del lado de la REVOLUCIÓN. Es tan solo una idea. Mejorando cada vez más interiormente, Cuba será de igual manera cada vez más indestructible.

    Me gusta

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s