¿Qué le pasó a Serrano?


Por Abdiel Bermúdez Bermúdez. Un amigo pregunta: ¿Qué le pasó a Serrano? Otro llamó a mi casa anoche para hacerme partícipe del asunto, pero la respuesta sigue siendo la misma: Hubo un error humano, es verdad. No estaban en el orden adecuado los papeles, es verdad.

Supongo que eso, así, del modo en que sucedió, ante las cámaras de la TV Nacional –y, lamentablemente leyendo un declaración gubernamental– no le pasará nunca a un chofer de Yutong, a un neurocirujano excepcional, a un destacado cortador de marabú o un vendedor de café de a peso… Eso le puede pasar solo a un locutor, como lo es él.

Nadie como él entiende lo difícil del momento; nadie puede aquilatar su vergüenza. Pero corrigió el tiro; demoró, pero lo hizo. Salió del atolladero y siguió, letra a letra, nervioso, consternado como casi nunca lo he visto; pero dijo lo que tenía que decir, terminó su texto bien, como debía.

Y cuando le pidieron repetirlo, lo hizo del modo en que solo él sabe (que no tiene que gustar a todos, por supuesto), y el momento dejó más enseñanzas que lamentos.

Eso sí: de que Rafael Serrano es un profesional a tiempo completo, al menos yo no tengo dudas.

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s