Paz y el fin de la historia (+Fotos y Video)


Ernesto Limia y Raúl Paz dialogan con universitarios en Holguín. Foto: Francisco Rojas González.

Ernesto Limia y Raúl Paz dialogan con universitarios en Holguín. Foto: Francisco Rojas González.

Por Lilian Sarmiento Álvarez*. Por fin viernes. Otra semana concluye. En la universidad rara vez hay tanto sosiego. Como casi siempre, desperté temprano, y luego de un periplo por la ciudad en busca de los “detallitos” para mis madres, llegué hasta la sede universitaria José de la Luz y Caballero. El licenciado  Ernesto Limia Díaz presentaría su último libro.

En el camino hubo mucho tráfico. Un grupo de niños vestidos como mini policías, daban boletines a los conductores justo en el semáforo frente al Hospital Pediátrico. Llegué luego de 15 minutos de viaje. Alguien me preguntó: “¿Por qué vas a presentaciones de libros?”. Porque me interesa. Sin embargo, había otro motivo por el que valía la pena asistir.

El salón de conferencias estaba repleto. Había muchas batas blancas, profesores y los dirigentes de la Feu. Por suerte, tenía reservado un puesto en la segunda fila. Sobre las 10 de la mañana entró Limia, y detrás venía él, con sus rizos rebeldes que crecen desde “Hello, Hemingway”. Zapatos aceituna, igual al pulóver, una botella de agua en la mano, aire afrancesado con esencias tropicales. Raúl Paz fue el encargado de presentar el título “Cuba: ¿Fin de la historia?”.

Con anticipación, Paz confiesa su inexperiencia dentro del mundo de la literatura, a no ser como lector, y se lanza a través del contenido que ofrece este sugerente volumen. Quedó claro: no es otro libro de historia, sino un análisis para comprender cómo se ha de continuar haciendo historia.

Sobraron las presentaciones. Hasta sobró el protocolo. Ernesto Limia y Raúl Paz conservan ese estado del espíritu que es la juventud. Por eso el auditorio, joven en su mayoría, no tiene reparos en decir lo que se le ocurre, en hablar de fieles y traidores, de lo que no quiere hacer y le molesta, de lo que le aburre y no le aporta, tal y como reforzó el músico en alguna ocasión: esta es la etapa de hacer, crear, revolucionar el contexto.

Sinceridad en buena medida. A veces, un poco excesiva. Alguien habla de autocensura. El artista responde NO, aun cuando las REVOLUCIONES siempre son censuradas por alguien. Música, historia, aprendizaje, son los móviles del diálogo. Cuba es el móvil del diálogo.

No escuchamos cantar a Raúl, porque se reservó para el concierto en el teatro “Eddy Suñol”; pero supimos de las travesuras de Limia en la adolescencia, de la aversión al reggaetón de Raúl y la cubanidad de ambos.

Alcanzar uno de los ejemplares al final del encuentro fue una carrera donde vencieron los más rápidos y ágiles. Hacerse una foto con los protagonistas del encuentro fue el premio para los más astutos.

A mí me quedó la satisfacción de ver de cerca a dos hombres preocupados por el futuro, por nosotros, los estudiantes. El cuestionamiento en la portada del libro se desvaneció durante las tres horas de debate. Se equivocan los que piensan que la historia fue. Cuba siempre será historia.

(Lilian Sarmiento Álvarez es estudiante de primer año de periodismo en la Universidad de Holguín)

Anuncios

Un comentario en “Paz y el fin de la historia (+Fotos y Video)

  1. Pingback: En Paz, por respeto al derecho ajeno – Visión desde Cuba

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s