Enemigos a muerte de la Revolución


La corrupción, enemiga a muerte de la Revolución. Foto tomada del 5 de Septiembre.
La corrupción, enemiga a muerte de la Revolución. Foto tomada del 5 de Septiembre.

Por Jesús Mena Aragón. En franca competencia con el bloqueo económico, comercial y financiero que tanto perjuicio ocasiona a la economía y la estabilidad del pueblo, la desmesura alcanzada por la corrupción, la malversación y otras formas de saquear los bienes de la nación provocan daños inconmensurables al país y ponen en riesgo la sobrevivencia misma de la Revolución.

Si bien en diferentes escenarios internacionales, como la Asamblea General de las Naciones Unidas, Cuba expone con claridad los daños de todo tipo que dicho bloqueo ocasiona en su conjunto, no tratamos con igual transparencia, al interior del país, los hechos gravísimos de corrupción que a través de los años, han enriquecido ilegalmente a quienes sustraen de las arcas de la nación.

La percepción del pueblo en este terrible asunto es generalizada. La población advierte, sin mucho esfuerzo, cómo no pocos se enriquecen mediante el robo continuado de los recursos del Estado y otras formas de saquear la economía nacional.

Consciente de las consecuencias morales, éticas y económicas de ese proceder, la población demanda medidas más enérgicas contra estos truhanes, algunos de los cuales enmascaran su proceder fingiéndose revolucionarios, mientras otros, más libertinos, ni siquiera se preocupan de emplear tal simulación.

Una Revolución como la nuestra, que enfrentó y venció las disímiles agresiones del imperio más poderoso del planeta, no actúa con igual determinación contra la corrupción. Prueba de lo anterior es que esta continúa gozando de buena salud, sin que los culpables paguen sus delitos ante los tribunales con severísimas penas. Rara vez nuestra prensa publica el nombre, el cargo que detenta o la sanción impuesta a estos delincuentes, de cualquier nivel, que incurrieron en semejante delito.

¿Qué impide ventilar públicamente la magnitud de los daños económicos que los émulos del imperialismo le ocasionan a nuestra economía? ¿Porqué nuestra prensa no da a conocer, con lujo de detalles, la magnitud de los perjuicios que causaron estos bandidos; por qué no se publican sus fotos en los medios; los años a que fueron sancionados; el decomiso de los bienes adquiridos con el dinero que robaron? ¿Qué nos lo impide?

Puede que detrás de la morosidad en hacer público estos delitos exista la intención de no dañar la imagen del país; tratar de que el enemigo no se entere de que en Cuba, como en cualquier otro lugar del mundo, requerimos combatir la corrupción.

Nadie como nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro se enfrentó en su momento a este modo de ver las cosas. Al esfuerzo por esconder realidades que saltan a la vista: ¡sí, en Cuba hay corrupción como la hay en cualquier otro país del mundo!

Durante el proceso de rectificación de errores y tendencias negativas, Fidel encaró públicamente este problema. Y cito: “Estoy convencido de que no nos debilita el que lavemos los trapos al aire libre (…); estoy convencido de que lo que nos asfixia, nos infecta, nos ahoga, es no lavar nunca trapos sucios por el temor de que el enemigo se entere allá en Miami, o allá, los imperialistas, y utilicen esto para atacarnos. Estoy convencido, pero convencido como de pocas cosas, de que airear todos estos problemas libremente dentro de una crítica socialista, revolucionaria, que no está inspirada en todas las porquerías del capitalismo, nos da una fuerza tremenda. Estoy convencido.

“Yo creo que lo más importante es que tengamos conciencia de que debemos usar la prensa en esta batalla, que es la batalla de la Revolución ahora y en el futuro… Los periodistas son un destacamento de la Revolución, y tratan de servir a la Revolución de la forma en que ellos creen que la sirven mejor y en las condiciones en que desenvuelven su trabajo, y nuestro problema consiste en saber cómo utilizar ese destacamento de la Revolución. Ese es nuestro problema, cómo utilizar de la manera más eficiente ese destacamento de la Revolución, porque no lo estamos usando de la manera más eficiente”.

(Tomado de 5 de Septiembre)

Anuncios

10 thoughts on “Enemigos a muerte de la Revolución

  1. Las dimenciones que ha alcanzado la corrupción en todos los ambitos de nuestra vida es para disparar las alarmas. Sin ser alarmista, ahora si la Revolución está en peligro, algo que Fidel avisoró en el 2005 en la Universidad de la Habana,-” la Revolución se podía autodestruir…”. Es penoso reconocerlo, pero ya todo se puede comprar, todo tiene un precio…Lo mismo una prueba en el Pre que una licencia de obra violando lo establecido, una declaración de ingresos que la compra-venta de una vivienda. Y lo triste es que todos lo sabemos, pero nadie se quiere involucrar, parece que todos necesitamos ingresos adicionales al salario y con eso nos autojustificamos, pero vamos camino a destruir nuestra historia, o sea nuestra obra y la de las generaciones que nos antecedieron.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy buen comentario,pero mi preguntaes : Quien le pone el cascabel al gato??
    Quién lo hace ,solo la serie policial de «tras la huella»?
    Creo yo que leer a Fidel en las escalinatas de la Universidad de La Habana 2005, tendria que ser ley.
    Atte.

    Me gusta

      1. Luis Ernesto:
        Gracias a amigos de la IZQUIERDA, un médico fiel al Juramento de Hipócrates nos informó que además de la infección del colon, tengo cálculos en la vesícula, y obstrucciòn en las arterias ilíacas, que no atendieron los médicos anteriores… Ya me puso un plan con medicamentos de última generación. Para retardar la operación de la vesícula, por mínimo acceso… Todo ha sido un ojo de la cara.

        Me gusta

  3. Luis Ernesto:
    Perdona lo tarde que intervengo en este tan PELIGROSO tema, los achaques me lo impidieron.

    LA CORRUPCIÓN: factores determinantes.

    (Aclaración al sitio La Joven Cuba, de la Universidad “Camilo Cienfuegos”, de Matanzas.)

    Queridos jóvenes:

    Cada vez que se abordan un asunto Particular, los debates caen en asuntos Generales, hasta llegar al tema de qué es lo primero, si el pensar o el ser, el problema fundamental de la Filosofía. Eso me obliga a recordar a Lenin cuando dijo:
    “Quien aborda los problemas particulares sin resolver previamente los generales habrá de chocar ciegamente con estos, y chocar e cada oportunidad, es condenar a la propia política a la peor de las vacilaciones y falta de principios.”

    Desde la descomposición de la Comunidad Gentilicia, son muchos los factores que determinan la CORRUPCIÓN, pero, todos parten de un común denominador: EL EGOISMO, factor generador de que se dividiera la sociedad al unos, (más fuertes o capaces, y ambos unidos) se apropiaron del trabajo ajeno, dando origen a la explotación del hombre por el hombre, y la división en capas y clases sociales ANTAGÓNICAS… ¡Y se inició el “dale a que no te dio”!, que los Van Van dicen en su estribillo, “¡NADIE QUIERE A NADIE, SE ACABÓ EL QUERER”!, que está llevando aceleradamente al mundo al Apocalipsis.

    Es imprescindible que vuelva a recordar la redefinición de Clase Social hecha por Lenin:

    “las clases son grandes grupos de hombres que se diferencian entre sí por el lugar que ocupan en un sistema de producción social históricamente determinado, por las relaciones en que se encuentran con respecto a los medios de producción (relaciones que en su mayor parte las leyes refrendan y fortalecen), por el papel que desempeñan en la organización social del trabajo, y, consiguientemente, por el modo de percibir y la proporción en que perciben la parte de riqueza social de que disponen. Las clases son grupos humanos, uno de los cuales puede apropiarse el trabajo de otro por ocupar puestos diferentes en un régimen determinado de economía social”.

    Subrayo este último, porque es lo que motiva que siga perviviendo la corrupción, “UNO DE LOS CUALES” se siguen apropiando del trabajo de los muchos, con frases capitalistas o con frases socialistas… ¡OJO!, no olviden la diferencia entre Salario Nominal y el Salario REAL: el disfrute de prerrogativas, que en nada diferencia a uno con poder, de otros con poder en otras sociedades.

    Lenin los retrató muy bien en su libro “Contenido económico del populismo y su crítica en el libro del señor Struve”, al señalar que “La capa particular que posee el poder en la sociedad de nuestros días es la burocracia” (…)”–a la cual sólo tiene acceso gente burguesa “salida del pueblo”– vinculada a la burguesía con miles de fortísimos hilos”. Y en su folleto “Tareas de los social-demócratas rusos” esclarece y define la “…burocracia como un sector particular de persona especializada en la administración y colocado en una situación privilegiada con respecto al pueblo”.
    Para enfrentar la solapada acción de la burocracia, una vez tomado el poder por el proletariado, Lenin orientó por “Pravda”, el 20 de abril de 1917, “…la estructuración de toda la administración del estado, desde abajo, por las propias masas, la participación efectiva de éstas en toda la vida del estado, su papel activo en la dirección. (…) “…no “implantándolo” desde arriba, sino elevando a las grandes masas de proletarios y semiproletarios hasta el arte de gobernar el estado y de disponer de TODO el poder.”

    Respetando la experiencia tomada de la Comuna de París, de 1871, cuando Marx destacó que “la Comuna era, no una corporación parlamentaria, sino una corporación de trabajo, que dictaba leyes y al mismo tiempo las ejecutaba.”

    Desde antes de que tomáramos el poder, nuestras luchas sufrieron los embates de los oportunistas, revisionistas y demás “istas” que incluyen a los anexionistas, los que al nosotros lograrlo, el 1° de enero de 1959, pasaron a ser los arribistas metamorfoseados en burócratas que nos vimos forzados a seguir utilizando en puestos importantes. Unos, ellos mismos se apresuraron a meterle zancadillas al proceso, desde el Gobierno Provisional que unitariamente los revolucionarios les permitimos compartir y que, la claridad de nuestro líder, con el apoyo de nuestro proletariado, los hizo saltar al cubil de sus amos. Otros, tomando lección de ese ejemplo del pueblo como poder, continuaron su metamorfosis convirtiéndose en burócratas “moderados”, para no decir solapados y, desde allá, han ido escalando posiciones, tomando como escalera las espaldas de los revolucionadores que fueron plagiando, difamando y pisoteando desde sus puestos de “funcionarios” que no saben de lo que dirigen, pero, que si dominan el “arte de ganar amigos” para, cayendo bien, ir granjeándose voluntades y posiciones… Verdades inobjetables y demostrables documental y testificalmente.

    ¡PERO!, el 10 de junio del 2002, en un plebiscito popular sin precedentes, y el 12 del propio mes, en actos y marchas por todo el país, fue ratificado el contenido socialista de nuestra Constitución, la que en su Artículo 1, destaca que “Cuba es un Estado de trabajadores, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos…”, esta aclaración medular: DE TRABAJADORES, deja sin cabida a los explotadores y demás parásitos que los apoyan.

    Especificando en el Artículo 3 que “la soberanía reside en el pueblo, del cual dimana todo el poder del Estado”. Y para que no quepa la menor duda, seguidamente esclarece: “Ese poder es ejercido directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular y demás órganos del Estado que de ellas se derivan…” Remarco, ¡DIRECTAMENTE!, o sea, gobierno desde abajo, como lo señalaron los clásicos del Marxismo-Leninismo, como DUEÑOS DE LOS MEDIOS FUNDAMENTALES DE PRODUCCIÓN. ¡DUE-ÑOS!

    Mientras los que ejercen cargos de dirección actúen DESDE ARRIBA, no respetando que los dirigidos son LOS DUEÑOS, seguirá la corrupción, y proliferando los corruptos, haciendo realidad el estribillo de los Van Van:
    ¡NADIE QUIERE A NADIE, SE ACABÓ EL QUERER!

    Me gusta

  4. Revelar con nombres y detalles de los que se dejan endulzar por las mieles, hipocrecia y doble moral del imperio es UNO de tantos antidotos contra la corupcion. ..Una vez mas ” Fidel Castro” es y sera siempre un ejemplo a seguir…Acaso no “Somo Fidel ” ?

    Me gusta

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s