Cuidado: mujeres a bordo


Seamos apenas un tilín mejores.

Seamos apenas un tilín mejores.

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. Algunos parecieran asumir que a nuestras mujeres hay que tratarlas igual que a los hombres en todo, y no puede ser. Al menos yo, me resisto a considerar “a rajatablas” que debe ser así. Me explico, que no es un día para ponerlas a pensar demasiado.

Supongamos que pudieron subir a los ómnibus o camiones que recorren nuestras ciudades, después de no pocos tropezones. La cortesía no anda muy de moda en Cuba, pero en nuestros escenarios debe seguir siendo parte del cotidiano actuar. Y a nuestras mujeres, nos toca darles una atención mejor en cada viaje, se lo merecen.

Me resisto a pensar que la igualdad de género incluye permitirles viajar paradas, incómodas y a veces, con un pie sobre el otro, mientras varios hombres de mucha salud miran ventanillas afuera, como si con ellos no fuera. Sencillamente no puede permitirse, eso hay que abordarlo en nuestras clases, en las reuniones de departamento y hasta en los pasillos, porque a los que la familia no les pasó el “manual de usuario”, hay que copiárselos, aunque sea por “zapya”.

Sé que me dirán que es un problema de educación formal, que debieron recibirlo desde la cuna, pero a nosotros nos corresponde ahora convertirlo en un problema de comunicación. Así que los invito a reflexionar entre todos.

Cuando felicitemos a las mujeres, recordemos que esos eternos minutos que abordan nuestros ómnibus, podemos (y debemos) hacer que parezcan más agradables.

Al final, es verdad que merecen que hagamos todo por ellas… o casi todo, pero no tratarlas rudamente, porque, aunque parece que somos completamente iguales, ni es lo mismo, ni es igual.

Anuncios

2 comentarios en “Cuidado: mujeres a bordo

  1. Muy buen día.Esperaba que alguien me diera el pié para hablar sobre ello, y es que esto que usted relata yo lo he visto desde hace mas de 20 años que voy viajando casi anualmente a Cuba,claro quizás ahora lo noto mas que antes…En una oportunidad yo pregunté que si a caso en Cuba la mujer no tenia prioridad ,en la guagua ,en las colas o en otro lugar atestado de gentes, me contestaron que ,no, que allá son todos iguales ,que en la Revolución cubana son todos iguales…Bueno pero ni viejitos tampoco? pregunté yo porque en mi país( Argentina ) si nos queda algo bueno todavía es el respeto por las mujeres y ancianos en las guaguas ,como ustedes les llaman ,ellos van a subir primero y se van a ir sentados.Bueno ,yo me quedé pensando en la igualdad,y pensé …bueno será así sus conceptos de igualdad ,yo no soy quien para cambiarlos,pero creo que a veces cuando se naturaliza lo mal hecho termina por aceptarse como regla.
    Compañero sin animo de reproche solo un comentario ya que usted dió el pie.
    Saludos cordiales.

    Me gusta

    • Maria Sol
      Gracias por llegar y compartir su visión.
      Es un tema que nos preocupa, y en especial a los maestros, nos ocupa desde hace tiempo.
      A nivel social, todavía hay mucho por hacer, así que es un mal que nos toca erradicar antes de que se vuelva crónico.
      Saudos desde Cuba.
      No dude en regresar y dar su opinión.
      La espero de vuelta.

      Me gusta

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s