Kike Quiñones: El nombre de la risa


Kike Quiñones, Director del Centro Promotor del Humor.

Kike Quiñones, Director del Centro Promotor del Humor.

Por Rosana Rivero Ricardo. Todavía muchos lo recuerdan como el Bandurria de “Los pequeños fugitivos”. Mas pocos conocen que su nombre real y verdadero es Luis Enrique Amador Quiñones, pinareño de nacimiento -con todas las connotaciones del gentilicio-, graduado de Lengua y Literatura Inglesa de la universidad pedagógica de su terruño y es, nada más y nada menos, que el director del Centro Promotor del Humor (CPH).

La entrevista apremia para esta edición. Entre los fans y el resto de los compromisos que tiene con el festival, no queda casi tiempo. Pero la urgencia no significa superficialidad; si no, que los digan los médicos.

¿Cómo llegó Kike al humor y a la televisión?

En el año 1991 empecé como artista aficionado en el Pedagógico de Pinar del Río y después, en 1994 me contrataron en el Centro Provincial de las Artes Escénicas de mi provincia. Al CPH me integré en 1995 cuando participé en el Festival Aquelarre y entré como miembro oficial de su catálogo.

Al cine llegué primero que a la televisión. En el año 1998 hice mis dos primeras películas, “Operación Fangio” y “Pata negra”. Después he realizado varios filmes, pero los más significativas han sido “El juego de Arcibel”, “El Benny” y “Omertá”. En 2002 comencé en la televisión con el personaje de Bandurria y el programa juvenil “A moverse”.

Kike, estás al frente del CPH desde el 2011, ¿cómo le va a un humorista en un cargo tan serio?

¡Terrible! (risas) Se pueden llevar ambas cosas, pero no creo que vaya a ser vitalicia mi presencia en la dirección del centro. Uno debe dedicarle un tiempo a este tipo de cosas durante el que pueda aportar y hacer avanzar el trabajo; pero llega el momento en que estancas el desarrollo en el afán de querer hacer las cosas bien. Cuando te vicias con la toma de decisiones, debes darle paso a otra persona.

Es complicado dirigir el centro, porque es una empresa con todas las de la ley. Tenemos que cumplir con los requisitos que atañan a cualquier empresa como el control interno, los detalles del aparato administrativo. Es complejo, pero se logra sortear con un buen equipo.

quinones

¿Se ha limitado tu trayectoria artística con el desempeño del cargo?

Para nada. El primer año fue muy difícil, pero en los últimos tres he estado muy activo con la presentación de cinco espectáculos. Acabo de estrenar mi unipersonal “Humor con cierto aire” que estará en el Eddy Suñol el sábado en la noche. Estoy en un buen proceso creativo, desarrollando proyectos de espectáculos en solitario y otros con varios humoristas.

¿Escribes los guiones de tus espectáculos?

Las ideas originales y los guiones generalmente son míos, aunque encargo algunos para ver los textos desde fuera. A veces cuando uno escribe, actúa y se dirige, pierdes objetividad. Encomiendo algunas cosas puntuales a escritores como Eider Pérez, director del grupo Etcétera.

¿Escribir humor es difícil?

Es complicado. Se puede escribir de todo en el humor; el cómo es lo difícil para que la gente no se sienta agredida, aunque sea aludida. La inspiración la tomo de la vida cotidiana que es la enriquecedora del trabajo del humorista y la retroalimentación que se crea entre el creador y el auditorio.

¿A qué se debe que el humor cubano se nutra tanto de la sátira social?

Por la tradición que tiene el teatro y el humor cubano. Su raíz es el teatro bufo que se basa en la sátira social, la crítica desde el punto de vista político y social. Ese contexto es importante y condicionante para el humor cubano, sin llegar a ser explícito, burdo o pedestre. Se trata de sortear los temas de modo que el público llegue a dónde quieres sin tener que masticárselo todo.

¿Cómo valoras el Festival de Humor Joven Satiricón?

Es lo más parecido a lo que el CPH quiere hacer en los eventos en provincia. El Satiricón tiene, además de las propuestas escénicas, la realización de eventos de pensamiento, muestras de cine, presentaciones de libros, Café literario. A eso se suma, desde el punto de vista de su diseño, la integración de las organizaciones que trabajan en el desarrollo del festival como la AHS, la Uneac, el Centro Provincial de las Artes Escénicas, la Dirección Provincial de Cultura, el Gobierno y el Partido. Además el público siempre abarrota las salas. Tiene todos los ingredientes para ser un buen evento.

Dicen que tienes un secreto en Holguín porque te gusta visitar mucho a nuestra provincia. ¿Es cierto?

No hay secreto. El público de Holguín es cautivante, me siento identificado con la gente. El pueblo te hace sentir muy bien y muestra mucho respeto. Esas cosas te enamoran y te hacen regresar.

(Tomado del blog Live in Cuba)

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s