Entre Santa y Andrés, Lechuga


Una vez más el blanco es la Revolución y no el cine.
Una vez más el blanco es la Revolución y no el cine.

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. No soy especialista en cine, pero ya comienza a molestarme (y mucho) que nuevamente algunos amargados intenten levantar el dilema entre cine “Hecho en Cuba” y el mal llamado “cine independiente“, del que bien sabemos tiene, a veces, poco de lo primero, y muchísimo de lo segundo. Por eso el debate a propósito de la película Santa y Andrés, de Carlos Lechuga, no es cosa de mirar y dejar pasar.

Basta darse una vueltecita por internet, para leer la andanada de estupideces y seudoanálisis que abundan en varios de los sitios que se han hecho eco del filme y el supueto ataque cubano hacia esa forma de hacer cine. Desde la primera letra, son muchos los destilan odio visceral contra Cuba y su Revolución, algo que les resta objetividad a sus opiniones, pero otra cosa no creo que puedan escribir.

Les dejo con este comentario publicado por Yailin Sanchez Wong en su perfil de Facebook, para que tengan una visión más certera de por dónde “andan los tiros”.

Hay un fuerte debate sobre una película q parece q será expuesta en el festival d cine d La Habana. la película se llama “Santa y Andrés”, En el tráiler oficial d la película hay una escena en q unos militares q por todo el diálogo del tráiler se debe suponer q son oficiales d seguridad d estado (algo así como el FBI d USA), dichos guardias sostienen por la fuerza al personaje Andrés para q le agredan y le lancen cosas, según me explican amigos q viven en Canadá (donde ya expusieron la película), lo q le lanzan son huevos; estos amigos dicen q además, en la película, los militares tiran al suelo a Andrés y lo golpean y patean violentamente.

Eso no ocurrió jamás en Cuba después del triunfo revolucionario, eso ocurría con la dictadura d Batista q además torturaba y asesinaba a los revolucionarios. La película tergiversa la historia y no se qué pretende con eso, no se si pretende confundir a los q formamos las nuevas generaciones, esa película d una manera peligrosa deja un mensaje para q los cubanos lleguemos a odiar a la seguridad d estado y los militares q en definitiva protegen nuestra patria.

Lechuga no debe haber inventado eso sólo, debe haber sido guiado en ese guión q además no se corresponde con el guión q ganó premios en 2014, eso ya también se sabe y reto a los responsables del cine cubano q revelen el guión original q ganó premios y q publiquen la película completa, sin cortar pedazos, y luego vamos a debatir en redes sociales, en la calle y en la televisión cubana para q quede al descubierto lo q ha pasado aquí, la difamación, la mentira y la tergiversación d la historia q intencionalmente ha sido elaborada para intereses q sólo sirven a las intenciones de “cambiar a Cuba”, o sea destruir nuestra Revolución, abiertamente reconocido por el gobierno norteamericano.

Lo extraño es q varios artistas cubanos apoyan la película y q se mezclan entre las personas q apoyan y le dan mensajes d aliento al cienasta otras personas q no viven en Cuba y q se han declarado abiertamente contrarrevolucionarias, personas q odian a Fidel Castro. No me explico esa mezcla d algunos artistas nuestros con enemigos de Cuba.

Lea además:

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s