Esperando la guagua


Uno de los tantos vehículos estatales que pasan de largo en las concurridas paradas de Holguín. VDC Foto/Luis Ernesto Ruiz Martínez.
Uno de los tantos vehículos estatales que pasan de largo en las concurridas paradas de Holguín. VDC Foto/Luis Ernesto Ruiz Martínez.

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. Duele verlos pasar. Peor es tener la certeza que sus conductores olvidan que al bajar de esos vehículos estatales, dejan de ser los dioses de la carretera.

Mientras, nosotros, los que seguimos esperando la guagua, tenemos que conformarnos con la indignada molestia colectiva al verlos pasar, muchas veces vacíos, un fin de semana cualquiera.

¿Y los inspectores? ¿Y los jefes que deberían ponerle el cascabel al gato? ¿O será que los propios jefes conducen?

Uno de los tantos vehículos estatales que pasan de largo en las concurridas paradas de Holguín. VDC Foto/Luis Ernesto Ruiz Martínez.
Uno de los tantos vehículos estatales que pasan de largo en las concurridas paradas de Holguín. VDC Foto/Luis Ernesto Ruiz Martínez.
Uno de los tantos vehículos estatales que pasan de largo en las concurridas paradas de Holguín. VDC Foto/Luis Ernesto Ruiz Martínez.
Uno de los tantos vehículos estatales que pasan de largo en las concurridas paradas de Holguín. VDC Foto/Luis Ernesto Ruiz Martínez.

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s