El oportunista que llegó con Matthew


Guantanameros quedaron incomunicados con su territorio al colapsar el puente sobre el río Toa, que comunicaba a Holguín con Guantánamo a través de la Carretera Moa-Baracoa, provocado por el huracán Matthew a su paso por la región. 7 de octubre de 2016. ACN FOTO/Heidi CALDERÓN SÁNCHEZ.
Guantanameros quedaron incomunicados con su territorio al colapsar el puente sobre el río Toa, que comunicaba a Holguín con Guantánamo a través de la Carretera Moa-Baracoa, provocado por el huracán Matthew a su paso por la región. 7 de octubre de 2016. ACN FOTO/Heidi CALDERÓN SÁNCHEZ.

Por Hilda Pupo Salazar. El huracán Matthew dejó una estela de destrucción en muchos lugares de la provincia Guantánamo y en Moa, con una fuerza descomunal de la naturaleza que sacó a flote dos sentimientos contrarios: la solidaridad frente al oportunismo.

Aunque la solidaridad es mucho más, cuestión que refleja la grandeza, hubo gestos de aprovechar la ocasión para sacar provecho y eso es miseria humana.

Cuba entera está de pie para ayudar a los hermanos afectados. Para acá salieron las brigadas de ETECSA, los linieros de la Unión Eléctrica, constructores, miembros de las FAR y el MININT. Todo un huracán de ayuda con categoría 5, sucede en esta geografía.

Ante la caída del puente sobre el rio Toa, que separó en dos al territorio oriental dañado en el norte del Archipiélago, los holguineros asumieron las zonas aledañas a Moa de los Consejos Populares de Nibujón y Cayogüín.

Es bueno detenerse en esas conductas egoístas, aunque sean mínimas, porque ellas entorpecen los esfuerzos del apoyo a las mayorías en momento tan crucial y merecen la condena popular.

No ayuda en nada la venta de recursos, para la preparación de las familias ante el evento meteorológico si algunos “vivos” se dedican a acapararlos y después venderlos a precios exorbitantes.

¿Resultados? Aparecían las velas triplicadas de valor, si llegaban a adquirirse las precintas para proteger cristales era a importes exagerados, medicamentos cruciales con el costo aumentado varias veces o alimentos sobrevalorados. Bolsillos se llenaban a costa de la necesidad ajena.

Todo es negativo si se trata de obtener más ganancias a costa de las desgracias de otros, pero lucrar con medicinas es aberrante, máxime cuando la mayoría de ellas son sustraídas de centros asistenciales.

Es una lástima que en medio de la voluntad política de acercar los materiales a la población, existan individuos que priorizan el interés propio y obvian principios éticos relevantes para lograr ciertas metas monetarias.

El oportunismo está definido como la habilidad de utilizar las oportunidades y eso es lo que se hace, cuando se aprovecha algo tan dramático como un huracán, para aumentar caudales.

A Nicolás Maquiavelo se atribuye la frase “El fin justifica los medios”. Esa es la filosofía de vida del oportunista, un ser que no escatima tiempo o esfuerzo en lograr sus objetivos sin importar a quien se lleve por delante. Puede ser capaz de estrategias viles con tal de conseguir sus ambiciones sin que le preocupen en lo más mínimo las consecuencias o quienes se vean perjudicados.

El oportunista es un ser egoísta, que sólo piensa en sí mismo, y la búsqueda de bienestar le hace olvidar los valores como respeto y sinceridad hacia el prójimo.

(Tomado de Ahora)

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s