Lo que debe saber sobre la cesárea


La mortalidad materna asociada a la cesárea es varias veces superior a la de un parto normal.
La mortalidad materna asociada a la cesárea es varias veces superior a la de un parto normal.

Por Lourdes Pichs Rodríguez. Hoy existe una preocupación en Cuba, y no solo en nuestro país, sino en el mundo desarrollado, por el incremento de las tasas de la más antigua y moderna de las operaciones: la cesárea.

Especialistas aseguran que esa antiquísima cirugía surgida como una solución se ha convertido en un problema desde hace algunos años, pues la mortalidad materna asociada a la cesárea es de tres a cuatro veces superior a la de un parto normal. En Cuba se le asocia alrededor del 40 por ciento de las causas de muerte maternas.

La DrC Gladys Cruz Laguna, ginecobstetra del Programa Materno Infantil (Pami), afirma categórica: “Para llegar a un parto quirúrgico la única justificación para hacerlo es que exista plena seguridad que su práctica ofrecerá más beneficio que riesgos a la madre y el niño”.

La cesárea tiene como objetivo extraer el producto de la concepción a través de una incisión en la pared uterina y posee indicaciones muy precisas, las cuales deben ser decididas por el médico obstetra en el momento oportuno, antes o durante el trabajo de parto, de acuerdo con las condiciones maternas o fetales, nunca por complacencia.
Sin embargo, la confiabilidad excesiva en este proceder ha conllevado en no pocas ocasiones a un uso irracional de esta cirugía mayor, cuyas complicaciones pueden presentarse de manera inmediata durante el acto operatorio o posteriormente.

En el primer caso de los inconvenientes más frecuentes y peligroso es la hemorragia aguda por diversas causas, siendo la más frecuente la atonía uterina (el útero se contrae), lo que podría conducir a una histerectomía (extirpación del útero) y la mujer pierde su capacidad reproductiva, pero de no actuarse de forma rápida y oportuna existe el riesgo de muerte materna inminente.

Además, la madre no está exenta de sufrir lesiones de asas intestinales delgadas o gruesas, en la vejiga y uréter; infecciones desde la pared abdominal hasta la presencia del pelvipertonitis (inflamación del peritoneo) y como consecuencia de la anestesia suelen presentar depresión respiratoria, edema laríngeo, bronco aspiración o constricción; y apnea hasta paro respiratorio.

Pero, aún hay más complicaciones, como las cardiovasculares: hipertensión arterial, taquicardia, braquicardia y paro cardiaco. A todos estos problemas se une que la recuperación es más lenta en relación con el parto fisiológico, requerirá de mayor estadía en el hospital, hasta la reanudación de las relaciones deberá postergarse un poco más, para que tanto el útero como todas las capas de la pared abdominal cicatricen de manera adecuada.

El producto de la concepción no está exento de afrontar problemas. Puede ocurrir desde un nacimiento prematuro si no se hubiera calculado de manera exacta la fecha de parto, problemas respiratorios, daños fetal hasta depresión del recién nacido.

La especialista con la experiencia de sus muchos años al frente del Servicio de Cuidados Perinatales del hospital provincial Vladimir Ilich Lenin recordó que el incremento de las cesáreas no mejora los resultados de la morbimortalidad materno-perinatal. “Más allá del límite de sus beneficios agrega morbilidad para transformarse de solución en un problema que muy bien puede evitarse, por eso los obstetras solo optarán por el parto quirúrgico cuando la operación se sustente en los criterios científicos definidos para esta praxis”.

Mientras que la futura madre y la familia no pueden desconocer nunca que el parto natural, como su nombre lo indica, es más seguro porque no se interrumpe un proceso fisiológico normal dado por naturaleza a la mujer, que compensará su dolor del trabajo de parto con la felicidad de recibir en sus brazos un niño sano.

(Tomado de Ahora)

Anuncios

Un comentario en “Lo que debe saber sobre la cesárea

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s