Cinesoft, pieza clave en la industria nacional del videojuego


Iván Barreto Gelles, director general de Cinesoft. Foto: Ledys Camacho Casado.

Iván Barreto Gelles, director general de Cinesoft. Foto: Ledys Camacho Casado.

Por Ledys Camacho Casado. Muy polémico resulta hoy en Cuba el tema de la producción de videojuegos asociada a todo el universo audiovisual que requieren el niño y el joven de esta isla caribeña, por lo que el país debe plantearse como un propósito esencial en su desarrollo económico y cultural, el crear y potenciar esa industria del software.

Iván Barreto Gelles, director general de Cinesoft, considera que si el videojuego debe estar en función de algo, es precisamente de la enseñanza.Y lo afirma con conocimiento de causa y efecto sobre una industria que en el país aún no logra una concepción integral.

Muchas entidades afines a esa rama se han reunido para tratar de echar andar la industria del software en general, y del videojuego en particular, pero aún no hay frutos de esa cosecha y todo se resuelve,  simplemente, a partir de alianzas.

“Creo que la interacción no debe ser solo a la hora de producir sino de concebir los programas, pues  detrás de esta industria en el mundo funcionan grandes grupos multidisciplinarios, donde se imbrican muchas ciencias y ramas: el diseño, la informática, el arte audiovisual, el cine, la animación, la educación, la ingeniería, entre otros”, señaló Barreto.

Hoy se está implementando una política de informatización de la sociedad cubana donde ello se contempla, pero mientras se está perdiendo ese espacio de lo que pudiera representar Cuba en cuanto a la  formación del ciudadano en materia de videojuegos en el mundo.

“Estoy convencido de que cualquier padre o industria del mundo buscaría videojuegos cubanos al saber que detrás de ellos hay toda una formación humana y de ciencias informáticas, de la educación y el diseño, que apoyarían un buen producto, hoy desconocido por no estar posicionado en el mercado.

“La institución que represento -Cinesoft- está subutilizada en los intentos que estamos haciendo en videojuegos. La cantidad que tenemos supera la cifra de cualquier otra institución del país y de todas ellas juntas, porque por años hemos vivido de hacer estos productos para la enseñanza de la matemática, el español, la historia, la lógica y otros, los menos, de entretenimiento, aunque por lo general están muy enfocados a lo curricular y representan o tienen un gran valor en ese contexto, guiando al niño cubano mediante los softwares educativos o videojuegos didácticos.

“Cuba hoy está en mejores condiciones que cualquier país líder en esa materia, por los recursos humanos con que cuenta y su esmerada calificación, basada en los adelantos de la ciencia de la educación, la sicología, la pedagogía, la neurociencia, lo cual permite que podamos hacer del videojuego una herramienta para que nuestros niños sean mejores ciudadanos y aprendan más desde el juego”.

Cinesoft, la empresa de informática y medios audiovisuales del Ministerio de Educación (Mined), es muy joven, fundada en 2015,  y es resultado de la fusión de tres actividades que se realizan en este organismo por más de 20 años.

Se unen pues la producción de audiovisuales, la creación de productos informáticos y la administración y manejo de la red telemática del Mined.

Esas actividades se funden bajo tres conceptos, primero pedagógico, para lograr que la producción sostenida de recursos del aprendizaje tanto audiovisual, informática o para la red, tenga una mirada desde su concepción que ayude a resolver problemas del sistema educativo.

Lo segundo es la integración de recursos para que entidades con financiamiento individual no obliguen a repetir recursos en diferentes formatos para resolver un problema de educación, que se complementa con la labor del maestro en el aula, todo ello en el proceso docente.

Antes cada uno producía por su cuenta y el maestro en el aula no sabía cómo usar este o aquel producto, ahora desde su propia concepción se decide cuál contenido es mejor abordarlo o transmitirlo desde la informática, o trabajarlo audiovisualmente por la necesidad de mayor impacto visual y de sonido, o el otro por la red porque necesita determinada interacción.

“En las producciones del Mined históricamente se ha empleado el juego como parte del aprendizaje con el uso de las nuevas tecnologías, lo que más se conoce de nuestras producciones son las colecciones primeras como las llamadas Futuro para el Preuniversitario, el Navegante para Secundaria Básica o Multisaber para la educación Primaria, y A jugar, para el Preescolar, el niño en su primera infancia”, precisó Barreto.

“Todas tienen en su esencia un peso muy grande en lo lúdico como parte del proceso de interacción con la tecnología y son colecciones que cubren el currículo de enseñanza cubana completo, todo lo que se imparte en la escuela dentro del programa oficial tiene un tratamiento en esos productos y la mayor fracción de sus contenidos se transmite en forma de juegos”, acotó.

“Ya contábamos con una práctica en la elaboración de juegos para el aprendizaje, por ello los videojuegos nuestros clasifican como didácticos por su compromiso con lo curricular.

“Sin embargo, estos cubren cualquiera de las funciones que tienen otros videojuegos, y es aquí donde nosotros los defendemos a ultranza como un medio eficaz para el aprendizaje, o sea, si a usted le dicen que le ofrecen un videojuego donde el muchacho adquiere habilidades para la ubicación espacial, cualidades para prever el futuro y planificar acciones inmediatas o a largo plazo, y si además le sirve para que con un click amolde su precisión motora, o solucione problemas y diseñe escenarios donde se puede desempeñar, entonces este le resultaría atractivo porque son capacidades que requiere el ser humano para enfrentar el mundo actual”.

Mercados y mucho más 

En cuanto a la inversión extranjera, lo que más requiere el país es mercados porque el sello Made in Cuba para estos temas aporta interés a nivel global pues varios reconocen que detrás de esos productos hay mucha ciencia puesta.

Lo más frecuente en el orbe es que la industria del cine, por ejemplo, se adueñe del videojuego y hoy es complicado competir en esas lides.

“No obstante, ya hay videojuegos nuestros en Ecuador, Colombia,  gracias a la colaboración educacional en materia preescolar y otros productos para esos niveles de enseñanza, pero jamás se venden como videojuegos sino que forman parte de todo un sistema de cooperación en materia educativa que los incluye como herramienta”, explicó  Barreto.

Al referirse a Cinesoft apuntó que trabajan en México para el tema de la enseñanza bachiller en materias como Matemática, Español, Historia y Física, que son módulos de videojuegos para que el maestro enseñe con el uso de las nuevas tecnologías.

Esta podría convertirse en una línea de generación de recursos en el país, pues engrosaría una cartera de negocios donde la búsqueda de mercados sería vital.

También podría integrar la lista de la carpeta de inversiones del Mincex (Ministerio de Comercio Exterior y para la Inversión Extranjera) en materia de financiamiento para asumir coproducciones de materiales audiovisuales e informáticos y en la especialidad de subtitulajes.

“Ello resulta muy atractivo por la garantía de la pedagogía cubana en cuanto a aportar contenidos para un sistema de aprendizaje eficiente y, según recomendaciones de la Unesco, todo ese know how y el reconocimiento de nuestra enseñanza a escala internacional podrían aprovecharse en la creación de un centro regional de generación de  recursos informáticos para la educación”, comentó el director de Cinesoft.

“Todos los países distribuyen computadoras en sus escuelas, pero a la hora de decidir los contenidos, muchos no cuentan con tales herramientas y lo resuelven con que el alumno se conecte a Internet en busca de las materias de interés sin saber si se trata de una concepción acertada o acorde con los preceptos educacionales del país en cuestión”, alertó.

Insistió en que una mirada pedagógica a partir de la experiencia del modelo educacional cubano es muy valorada en el mundo entero, sobre todo en la región, por lo cual se busca financiamiento de quienes quieran apostar por ese desarrollo.

Cuba tiene hoy el 100 % de su programa de enseñanza en soporte  informático y ya se debate sobre cómo hacer más factible desde el punto de vista financiero y económico, la incorporación de la Educación a distancia desde la Isla caribeña. Para ello se demanda de mayor informatización, y crear condiciones como las pasarelas de pagos, entre otras.

(Tomado de Opciones)

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s