Mariam Alba Falcón Bauta: “En un mes no se nos cambia” (+Fotos)


La redacción web del Ahora desarrolla una entrevista online con Mariam Alba Falcón Bauta, estudiante holguinera que participó en las becas de World Learning en Estados Unidos.

Michel: Teniendo en cuenta la experiencia vivida ¿ cual es el mensaje para el resto de la juventud que pudiera verse envuelta en este tipo de situaciones?

Mariam Alba responde las preguntas y comentarios de los lectores del Ahora.

Mariam Alba responde las preguntas y comentarios de los lectores del Ahora.

En mi opinión, para nadie es un secreto las intenciones que han manifestado los Estados Unidos hacia Cuba. Esta vez se apostó por lo que sería para ellos el eslabón más débil de la cadena. Me llena de orgullo saber que otros jóvenes que participaron conmigo en el primer curso de verano realizado con Cuba también compartan mi decisión de denunciar esta “noble acción”, de la que no estamos en contra, solo queremos que se haga de la manera correcta. A los jóvenes quiero decirles que nunca podemos dejarnos segar por aquellas cosas que no nos aportan positivamente. Que debemos mantenernos firmes, luchando y expresando nuestras ideas. Que podemos confiar e intercambiar con otros países e incluso con los Estados Unidos, pero sin olvidar la historia.

Danae Dovale: ¿En qué consistía tu proyecto final de curso? Tuviste alguna propuesta de trabajo después de que terminaste? Tus compañeros de curso, de qué países eran más o menos?

visita-eu-02El proyecto era de un tema libre, pero si tenían que estar relacionados con la comunidad, con la sociedad. Propuesta de trabajo no tuve ninguna al concluir el programa. Y en el curso solo participamos jóvenes cubanos, sin embargo tenemos conocimiento que otros países sí han intercambiado juntos, es esto otra evidencia de las intenciones del programa.

Rosana Rivero: ¿En qué lugar te hospedaste? ¿Casa de familia, hoteles…?
Nos hospedamos en campamentos, en hoteles y un tiempo con una familia anfitriona.

estudiante: Pensaste no regresar? Quedarte?
¡Qué va! Sinceramente eso nunca me pasó por la cabeza. Principalmente porque aquí está mi familia y luego porque cuando estás allí ves de que todo no es lo que te cuentan.

Elder Leyva Almaguer: El viaje te aportó algo en tus estudios. .??
En parte sí, pues conocimos de la historia de Estados Unidos, que también tiene una como la nuestra. De su proceso histórico y de los padres fundadores, que por demás sabemos cuáles fueron sus intenciones sobre la Isla, así que eso me sirvió un poco para profundizar en la historia. Además que hoy curso felizmente mis estudios de Marxismo-Leninismo e Historia.

visita-eu-01Yennys Torres Bermúdez: ¿Qué sitios visitó? ¿Cómo valora su viaje a ese país?
Visitamos lugares históricos, como lo es la casa de los Presidentes Thomas Jefferson y James Madison. Museos de Historia, Ciencias Culturales y otros donde también vimos obras de Vincent van Gogh. Estuvimos en la Universidad de Virginia. Centros de votación y mediación. En la Casa Blanca, en la recién abierta Embajada de Cuba en Estados Unidos. Y también por la parte recreativa lugares para bailar, karaokes, cines… Valoro el viaje de positivo, desde el punto de que conocí jóvenes cubanos de toda la Isla, jóvenes maravillosos y con mucha preparación y que supimos demostrar allí, además que fueron unas lindas vacaciones. Aquí me gustaría compartir fotos de lugares que visitamos.

 Nelson: ¿Cómo te enteraste de este tipo de convocatorias? ¿Cuáles asignaturas o temas les impartieron en EE.UU.?
Me enteré mediante el internet. Recibimos asignaturas como inglés, de política, de su sistema social, de su historia en fin tratando de crear en nosotros una ideología totalmente estadounidense.

Rosana: Qué impacto tuvo en tu círculo de amigos tu participación en el curso? ¿Cambió el modo de relacionarte con ellos? ¿Qué preguntas te hicieron?

Bueno en realidad ellos no supieron del viaje hasta que no estuve allá, sinceramente no pensaba viajar. Luego al llegar me hicieron muchas preguntas, pero no se basaban en nada de política, solo querían preguntar qué lugares había visitado, qué comidas había probado y cosas así. No tenía porqué haber un cambio de relación con ellos

Liudmila: ¿Creíste al principio que las becas tenían una doble intención? ¿Se respetaban tus criterios sobre la realidad nacional durante los intercambios curriculares?

Sinceramente antes de viajar no tuvimos claro a que íbamos, muchos mostrábamos preocupación y decidimos reunirnos antes de viajar. Realmente como jóvenes al fin lo que nos motivaba no era el hecho de ir a ser algún proyecto u otra actividad que pudiera afectar a nuestro país, sino el deseo de conocer algo nuevo, diferente y más aun querer compartir con jóvenes de nuestras edades de toda Cuba. Una vez allí y al paso de los días nos fuimos dando cuenta de las verdaderas intenciones, aunque ellos se encargaban de hacer todo cuanto pudieran para que nosotros no lo empezáramos a notar. Yo creo realmente que eso les falló. Se equivocan una vez y no ven el poder de apreciación, de preparación de los jóvenes allí presentes. Nuestros criterios si se respetaban, pero era algo obvio, pues ellos no podían manifestar su descontento. Algo que nos emocionó mucho fue que al estar parados frente a la casa y con un sinnúmero de personas alrededor sacamos nuestras banderas y comenzamos a cantar ¨Cuba qué linda, es Cuba¨.

KATIA: Qué nivel de autorización tuvieron que presentar para optar por estas becas y como fue al trámite migratorio de visado y todo lo demás que siempre es tan complicado para todos los que necesitan viajar, si no fue tan difícil no les llamo la atención? Como te sentiste al ser seleccionada para una experiencia como esta?

Lo primero que debíamos hacer era mandar dos cartas de recomendación, podía ser de alguna institución o de algún vecino, también una de autorizo paterno. Eso si nos llamaba la atención, a todos nos dieron el visado, excepto a una chica pero nunca supimos las razones. Me sentí feliz emocionada por viajar a otro país, peo al mismo tiempo preocupada pues realmente a lo que nos enfrentaríamos no lo sabíamos.

Michel:Teniendo en cuenta la experiencia vivida ¿cual es el mensaje para el resto de la juventud que pudiera verse envuelta en este tipo de situaciones?

En mi opinión, para nadie es un secreto las intenciones que han manifestado los Estados Unidos hacia Cuba. Esta vez se apostó por lo que sería para ellos el eslabón más débil de la cadena. Me llena de orgullo saber que otros jóvenes que participaron conmigo en el primer curso de verano realizado con Cuba también compartan mi decisión de denunciar esta “noble acción”, de la que no estamos en contra, solo queremos que se haga de la manera correcta. A los jóvenes quiero decirles que nunca podemos dejarnos segar por aquellas cosas que no nos aportan positivamente. Que debemos mantenernos firmes, luchando y expresando nuestras ideas. Que podemos confiar e intercambiar con otros países e incluso con los Estados Unidos, pero sin olvidar la historia.

Mariam en la redacción digital de ahora.cu. Foto: Elder Leyva

Mariam en la redacción digital de ahora.cu. Foto: Elder Leyva

Liubel Cruz Fernández: ¿Qué se esconde detrás de la fachada?
Nos preparan como jóvenes líderes y constantemente en el programa las actividades estaban dirigidas a esto, además de promovernos una ideología capitalista y el modo de vida estadounidense. Durante el transcurso del programa evaluaban nuestras habilidades de oratoria y de lo que éramos capaces de influir en las personas e incluso en nuestros compañeros. El programa debía terminar con la presentación de proyectos, que luego se implementarían en Cuba, sin conocimiento de las organizaciones correspondientes. Aquí durante un plazo de seis meses debíamos llevar a cabo el proyecto, durante un tiempo se mantuvieron al tanto para saber cómo nos iba.

Yo creo que una de las cosa más importante era que para cuando se fuera a desarrollar el segundo programa, quien reclutase la mayor cantidad de jóvenes para participar tenia desarrollado mas el potencial de líder, pues como ellos decían y nos recordaban seguidamente nosotros éramos los embajadores del programa en Cuba. Vale la pena mencionar que los jóvenes allí presentes supimos demostrar el amor a la patria, a nuestras convicciones y a nuestra ideología. Que en un mes no se nos cambia, pues aquí nos hemos formado toda nuestra vida. Que la juventud está preparada, y conscientes de los momentos históricos que estamos viviendo y realmente ese fue su error, el dudar de nosotros y de nuestras condiciones como jóvenes cubanos, porque realmente más que formar lideres formaron lazos de amistad entre más de 30 cubanos.

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s