Rodando en Cuba


Foto: Javier Mola/Ahora.

Foto: Javier Mola/Ahora.

Por Nelson Rodríguez Roque. El ordenamiento del transporte territorial es una tarea importante. La Resolución 162 del Consejo de la Administración Provincial (CAP) resulta un paso dado en ese sentido. El CAP no tiene la facultad de bajar o formar precios, mas sí puede limitarlos.

Quién no le ha caído (tipo sprinter) atrás a una guagua, quién no se ha anotado en una lista de espera, de las que desespera, o embarcado por los “amarillos” poniéndose de todos los colores…

Esta historia es de las largas y tendidas, porque, además, el Período Especial escogió a la transportación entre sus principales víctimas y esta nunca ha podido volver a los taxis “a pululu” o los ómnibus cada 15 minutos. Ahí están los coches de tracción animal que debían ser recreativos o museables y los bicitaxis, “cruce” de sidecar y bicicleta.

El hilo conductor nos lleva a que el Consejo de la Administración Provincial (CAP), en coordinación con esos órganos en los municipios (CAM), acordó fijar, mediante la Resolución 162, el límite máximo de los precios aplicados por los trabajadores por cuentapropia, con licencia operativa para la transportación pública de pasajeros, y sus trabajadores contratados en la provincia, utilizando para ello los precios preferenciales predominantes (certificados por la Empresa Provincial de Transporte).

La “162” entró en vigor desde el 1 de septiembre y estará expuesta en terminales de ómnibus y piqueras del territorio.

En tal sentido, se pronuncia Rosel Martínez, vicepresidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular: “El CAP no tiene la facultad de bajar o formar precios, mas sí puede limitarlos. En los últimos dos meses, no hubo incremento de precios en los combustibles ni se modificó la carga impositiva, por lo que cómo es posible el creciente aumento de los precios del pasaje por algunos transportistas del sector privado, los cuales perjudican a aquellos sectores de menores ingresos en los que no se ha producido incremento salarial, de pensiones o prestaciones. El 24 de agosto aprobamos la 162 y a partir de ahí comenzó el proceso de notificación, que no es más que poner en conocimiento a los transportistas sobre las nuevas tarifas intermunicipales y hasta en algunos destinos interprovinciales”.

A los Gobiernos Municipales se les encargó la implementación, el control y seguimiento de esta tarea, para hacer que se cumpla lo establecido. Según Delio Almaguer, director de Operaciones de Transporte Provincial, ya habían sido notificados, hasta el martes, el 90 por ciento (1897) de los porteadores privados de autos, yipes, camionetas, paneles y camiones, por lo que de incurrir en una violación de precios se les retiraría la licencia de cuentapropistas.

De verificarlo se ocupan grupos de trabajo en los municipios, conformados por compañeros de diferentes cuerpos de inspección, los cuales laboran hasta en horario nocturno. Inclusive, se habilitaron dos números telefónicos en la Dirección Provincial de Transporte – 42-3510 y 47-1753 – para que la población denuncie cualquier irregularidad.

Casos y cosas

Foto: Javier Mola/Ahora.

Foto: Javier Mola/Ahora.

Arnaldo Pelegrín, director de la Unidad Estatal de Tráfico, ejemplifica algunas incidencias, como el cobro de 10 pesos y no ocho hasta Buenaventura desde Holguín u otra violación de precio en un auto hacia Gibara, por la cual se le retiró la licencia de cuentapropista al porteador. “La licencia de operación de transporte es una concesión administrativa, cuyo ejercicio depende de disposiciones de órganos y organismos competentes”, plantea.

Algunos transportistas que trabajaban la ruta entre la Ciudad de los Parques y Banes dejaron de hacerlo, moviéndose hacia otras de mayor remuneración o que no estaban contempladas en la tarifa. Se detectaron tres individuos laborando sin licencia de cuentapropia y se observaron camiones saliendo de otros puntos, es decir, partiendo fuera de la terminal: esto último se presta para evadir el control o las inspecciones y fijar otra tarifa.

Choferes de yipes en Sagua de Tánamo alzaron los precios establecidos y se les iba a recordar que hay que cumplir con las obligaciones de la “162”. Cuatro titulares no se presentaron a trabajar en San Germán (“Urbano Noris”), mas se visitaron, se valoraron las causas y, paulatinamente, fueron incorporándose.

“Es negativa la tendencia de camioneros que en las terminales parquean hasta dos horas, haciendo ‘salones de espera sobre ruedas’, para llenar el vehículo. Así retrasan las salidas de los ómnibus de Transmetros o Escolares, los cuales tienen horarios cronometrados”, alerta René Rodríguez, delegado provincial de Transporte.

Luis Rondón, porteador privado, opina: “En algunas rutas hubo beneficios, pero en otras no. Velasco, por ejemplo, estaba a cinco pesos, pero lo subieron a siete. El precio a Banes a 10 pesos no nos es rentable, mas hablaron con nosotros y seguiremos ahí; eventualmente podemos tomar otras rutas. Hacia Moa especificaron los precios con carros que tenían asientos de viga y otros reclinables, pero en las otras eso no fue así. Hay carros de menor capacidad al mismo precio de otros con mayor, sin diferencias”.

“Hasta el momento, en las piqueras que hemos trabajado no han ocurrido problemas, algunos casos de personas que tienen carros a los cuales les cambiaron la estructura y quieren cobrar como camionetas y no como camiones. Son sucesos aislados”, argumenta Orlando Morejón, de Inspección Estatal del Mitrans.

Expedidora desde 1986 en la terminal Dagoberto Sanfield (Las Baleares), Gloria Guerrero afirma: “Hay rutas a las que se les bajaron mucho los precios y los choferes no las trabajan como antes. Las otras se mantienen con normalidad, porque la de Puerto Padre estaba rota, pero se recuperó”.

Alberto Marrero, de la 707 Holguín-Alcalá, expresa: “Hay algunas que les pusieron precios lógicos, de acuerdo a las distancias y el gasto de combustible. El servicio no podemos retirarlo, debemos seguir prestándolo aun mejor, como acostumbramos dentro de nuestras posibilidades. Queremos que se reúnan con nosotros y se nos escuche, así evitaremos los rumores”.

Quince pesos cobra Luis Zaldívar en el camión hasta Mayarí. Manifiesta que hay que acatar lo fijado por el Gobierno, aunque siempre habrá personas de acuerdo y otras no. “Los propietarios que cuentan con ayudantes no tienen las mismas ganancias, van en desventaja”, acota.
De lo urbano y lo local

“Hay un segundo Resuelvo en la ‘162’ que dice textualmente: encargar a los Consejos de la Administración Municipal para que en un periodo no mayor de 30 días naturales evalúen y fijen el límite máximo a cobrar por los trabajadores por cuenta propia, con licencia operativa para la transportación pública de pasajeros, y sus trabajadores contratados, que prestan servicios local y urbano, según corresponda, en camiones y medios de tracción animal. Los CAM están trabajando en ese sentido, para encontrar los precios predominantes que favorezcan a la población”, expresó Rosel Martínez.

Unos 200 mil pasajeros diarios se mueven en la ciudad holguinera, de ellos entre 50 mil y 60 mil lo hacen por el servicio urbano estatal, mejorado con la entrada de ómnibus Diana (todavía insuficientes), pero golpeado recientemente por el déficit de combustible a nivel nacional.

Miguel Cabrera, inspector popular de Transporte en el parque Julio Grave de Peralta (Las Flores), reconoce: “He visto más personas en las paradas, esto también está dado por la coincidencia con el inicio del curso escolar. La gente está contenta con los 20 centavos de las Dianas, desde finales de agosto; aunque a peso también se llenaban los ómnibus”.

El músico Irán Arencibia da su criterio: “En parte se resolvió un problema que la población reclamaba, pero hay zonas que al ser suburbanas siguen a peso y a veces hay personas que tienen que coger los autobuses hasta dos veces al día. Necesitamos en la ciudad de una inyección de ómnibus Yutong, como los que han estado entrando a La Habana, porque aquí se traslada mucha población diariamente”.

Por su parte, Maira Ballester añade: “Vivo en la Comunidad Hermanos Aguilera y a veces me paso dos horas y no pasa nada. Pero dentro de las posibilidades de nuestro país he visto algunas mejorías y las paradas se llenan”.

Transporte, palabra que empezó a rodar cuando estábamos a. C y que es una necesidad vital. Estábamos muy lejos de saber su importancia, hasta que empezamos a llegar tarde al trabajo, perdimos un turno médico y nos dejaron fuera del turno de clases. Es mucho lo que queda por perfeccionar, pero primero tenemos que organizar las limitadas fuerzas (como estamos haciendo) e incluso apelar a la solidaridad de los transportistas estatales y reconocer los buenos ejemplos entre los privados…

La demanda es grande y las ofertas no son tantas por ahora, mas vale la pena ordenar. Que tire la primera piedra quien no se haya transportado.

(Tomado de Ahora)

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s