Hermoso amor paternal


felicidades-papa-vdcPor Yudith Rojas Tamayo*. Hay un mundo lleno de amor que solo los padres saben regalar. Es esa persona fuerte, madura, sensible y siempre alerta que, por tradiciones ancestrales, debe asegurarse que nada falta en casa y que todo esté en orden.

Se les ve levantarse bien temprano y ayudar en la casa. Ellos hacen un buen café, puntualizan la hora y carta de triunfo cotidiano en mano, abrazan esa pequeña mano que, en un futuro, le hará saber cuán agradecida está por proteger su inocencia y enseñarla a andar.

Ellos son, a los que, por “la libreta”, les corresponde entrenar un buen equipo de pelota, empinar un buen papalote, jugar a los héroes que salvan el día o simplemente, iniciar a los pequeños en el camino correcto, cueste lo que cueste.

A sus niñas, las observan con recelo. Ya tienen experiencia, conocen de las “estrategias masculinas” y activan la alarma. No quieren a nadie desconocido cerca. Ellos son los indicados y solo ellos pueden aprobar quién es el adecuado.

En ocasiones, se les percibe cansados. Sostener la economía en casa no es nada fácil, más se rinden con el beso inquieto de su niño o niña y ante la pregunta inevitable: ¿qué me trajiste?

Muchas veces no tiene tiempo. Regresa tarde al hogar, le atormentan algunos problemas, decide aceptar una oferta de trabajo muy lejos y se va con el corazón en la mano, pero con la convicción de que el sacrificio valdrá la pena: habrá ligeras comodidades, podrán salir con más frecuencia al parque que tanto disfrutan los niños, ya no tendrá que trabajar con esos únicos zapatos que alejan furiosos los constantes remiendos y respirará un poco.

No es justo que lo cataloguen de “padre es cualquiera”. Se molesta cuando lo oye. Ese comentario no es para él, él es diferente y lo prueba cada día.

Se acerca su día y ya se hace sentir el alboroto familiar, de los amigos, de los vecinos. También hay postales para ellos, el necesario detalle, el cariño incondicional.

¡Muchas felicidades Papá!

* Yudith Rojas Tamayo es periodista de la Dirección de Comunicación Institucional de la Universidad de Holguín, de donde tomé este regalo a los padres.

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s