#Cuba: Héroes y Villanos


De izquierda a derecha: Raúl Capote, José Manuel Collera, Frank Carlos Vázquez, Dalexis Gonzalez Madruga,  Moisés Rodríguez y Carlos Manuel Serpa.
De izquierda a derecha: Raúl Capote, José Manuel Collera, Frank Carlos Vázquez, Dalexis Gonzalez Madruga, Moisés Rodríguez y Carlos Manuel Serpa.

Por Raúl Antonio Capote. Marzo pasó lentamente. Nuevas tareas, incertidumbres, medias verdades. Trabajo nuevo problemas nuevos, ya estoy montado arriba del caballo y no soy de los que se bajan facil.

Marzo es el mes de La Razones de Cuba, en el 2011 fueron desclasificados, tres de mis compañeros, Dalexis Gonzalez Madruga (Raul), Frank Carlos Vazquez (Robin) y José Manuel Collera (Gerardo), pocas veces me he tropezado en la vida con personas como ellos, no solo combatieron durante muchos años dentro de las filas de los enemigos de la Revolución, sino que después de la denuncia del 2011 cuando la serie de TV Las Razones de Cuba, mostró al mundo sus verdaderos rostros, han seguido en la pelea, ningún obstáculo los detiene, nada quiebra la fe de esos hombres. Y como podría quebrarse la fe nacida de la convicción más profunda, de la entrega, del sacrificio.

Ellos viven con modestia, con sencillez, militan en las filas de los humildes, se bien cuantos aprietos pasan, cuantas incomprensiones y miserias humanas se tropiezan a veces, pero también cuanto cariño reciben del pueblo que los reconoce como sus héroes.

Marzo fue un mes difícil, Martínez Campos, disculpen Barack Obama, vino a proponernos paz sin independencia, vimos a un Presidente representante del Poder Inteligente, cometer torpeza tras torpeza, mentir con desenfado, engañar, intentar manipular, pedir el olvido, la amnesia como fórmula para rendirnos, ante la derrota de la fuerza bruta, con cuentas de vidrios.

Alguien me comentó que esperaba a un Martin Luther King, bueno, le dije, los Martin Luther King no llegan a la Presidencia de los Estados Unidos, nunca, los asesinan antes, ni un Malcom X, desde hace muchos años no llega un representante del pueblo estadounidense a la máxima dirección del país, desde los fundadores, quizas desde Washington o Lincoln.

Este arribó a los campos de Cuba con propuetas engañosas, se reunió con un Pánfilo, cuando representa a los ricos, no vino realmente a ayudar a los Panfilos, a los cubanos humildes y trabajadores, vino a empoderar a una clase, a querer forjar un clase que nada tiene que ver con Pánfilo, vino en nombre de los ricos y poderosos de este mundo, ignoró nuestra cultura, nuestro nacionalismo, nuestro amor a la historia patria y en un teatro que se llama Alicia Alonso, en presencia de Alicia Alonso puso como paradigma de la cultura cubana a Pitbull y a Gloria Stefan y  en plena Habana a Miami como ciudad futuro. Dios nos coja confesados dijo un señor mayor a mi lado en el teatro.

!Qué bruto es el poder inteligente! Insignificante bajo la sombra del Ché, desconocedor del Padre de la Patria Carlos Manuel, citador inoportuno de José Martí, ya al final se caía a pedazos, los zanjoneros y anexionistas de hoy bajaban las banderas de barras y estrellas, los confusos reaccionaban ante la soberbia, los patriotas fruncian airados el seño.

Venga la paz, somos un pueblo de paz, pero nunca la aceptaremos a costa de nuestra independencia, de nuestra historia, de nuestros héroes, como toda historia la nuestra está llena de héroes y no faltan villanos, como los doce invitados a la cena, doce Judas reunidos en torno al Emperador, no de Cristo,  doce fariseos, doce mercaderes reunidos en el templo de la ignominia.

Venga el comercio entre vecinos, venga la buena voluntad, pero si es a costa de nuestra soberanía, de nuestro honor de cubanos, guarde usted ese documento.

Hoy se presentó hace cinco años el capítulo de José Manuel Collera Vento (Gerardo) “Ayudas Peligrosas”, algo aprendimos de su vida, de su fortaleza, de su humanidad de médico pediatra, de cardiológo infantil y de las trampas de nuestros enemigos históricos, marzo sigue su camino y abril se asoma en el horizonte, veremos que nos espera, en lo personal retos enormes.

Leo el escrito de Fidel, grande como siempre, “no necesitamos que el imperio nos regale nada”. Hermano Obama, definitivamente La Habana, no es Miami, ni lo será nunca.

(Tomado del blog El adversario cubano)

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s