¿Qué pasa realmente con el transporte público en #Holguín?


Fotos: Elder Leyva/Ahora.
Fotos: Elder Leyva/Ahora.

Por Nelson Rodríguez Roque. Todos viajamos dentro de nuestra ciudad. Es decir, “intramuros”, no como Marco Polo hacia China o Colón a Las Indias. Trasladarnos es herencia de los humanos salidos de África a “callejear” continentes. En Holguín, al que algunos se atreven a denominarlo urbe y en su arqueología y alma lleva lo de Hato fundador, se mueven en una jornada unas 200 mil personas, en medios de transporte estatales y alternativos con licencias por cuenta propia.

Quién niega haber sudado la gota gorda y delgada, o empujado en una Diana, para dar en la diana del horario laboral o escolar. Cómo nos pusimos, enojados en las paradas (el oasis del viajero) o expresándonos en medios de comunicación nacionales, provinciales e Internet, cuando varios propietarios de camiones particulares – los de la Ruta 2 mantienen su tarifa – subieron el precio del pasaje y, en vez de fijarlo en un peso pa’allá y pa’acá, lo elevaron a dos y sumados resultan más de 20, si paseamos además el fin de semana.

Delio Almaguer, subdirector de Operaciones de la Empresa Provincial de Transporte, “da marcha atrás” a 1989, y recuerda parqueados, en la Base de Ómnibus Urbanos, a casi 200 guaguas u otros equipos, en los cuales montaban holguineros a placer, sin tantos codazos y “¡Córranse, que hay espacio!”. Aquella “manada” fue dejando de rodar, por razones archiconocidas, y hoy a Almaguer le quedan las memorias y la buena idea de continuar trabajando en el mismo sector, que nunca sale de planteamientos, sugerencias o listas de espera…

¿Cuál es el parque estatal, para afrontar la movilidad de personal en la ciudad?

-La UEB de Ómnibus Holguín, que presta servicios en la cabecera provincial, es de 47 ómnibus en las nueve rutas urbanas y ocho suburbanas. Diecinueve de ellos son Dianas, los cuales poseen poca capacidad de pasajeros (42) y una sola puerta; estas, cuando el país comenzó a ensamblarlas, las concibió para carreteras y un régimen de explotación menor, en traslados intermunicipales, fundamentalmente. Pero, dada la necesidad, se optó por emplearlas cómo hasta ahora. Aquí, la situación es compleja, por la cantidad de habitantes de la ciudad y la población flotante, de ahí que se analizó y tuvimos que destinarlas a esos itinerarios.

¿Qué rutas son priorizadas en cuanto a número de medios?

-La Ruta 2, con origen en el Cementerio de Mayabe, que pasa por Pueblo Nuevo, Centro Ciudad, y va hasta el Viradero de “Alcides Pino” (una trayectoria de origen a destino de más de 10 kilómetros), está apoyada por cinco ómnibus, tres grandes de dos puertas y capacidad para 80 personas y dos Dianas. También con esa cifra de vehículos tenemos la 10, que parte de Ciudad Jardín y va al Clínico Quirúrgico. Es importantísima, pues abarca a los tres hospitales provinciales, sumados a la zona residencial del centro de la ciudad y tiene el mayor flujo de pasajeros, amén de recorrer unos 10 kilómetros (un ómnibus en una vuelta completa tarda una hora y media).

De demorado recorrido – cerca de dos horas – aparece la 5, cuya salida se ubica en Ciudad Jardín y extiende el trayecto hasta la Eide, entrando por los 18 Plantas, pasando por los hoteles Pernik y El Bosque; vincula a la sede Oscar Lucero de la Universidad, el reparto Pedro Díaz Coello, entra a la comunidad Emilio Bárcenas e incluso a la zona de la Fábrica de Cerveza, una añadidura que se hizo a partir del año pasado, debido a planteamientos de los pobladores. En esta última, aunque reforzamos con ómnibus, la frecuencia de viajes es de unos 25 ó 30 minutos. La demanda es muy grande en esas tres rutas, las cuales enlazan repartos populosos y entidades educacionales, hospitalarias o comerciales.

Las suburbanas tienen una ruta desde el Parque Infantil Rubén Bravo al Aeropuerto Militar (14 kilómetros), que beneficia a la Comunidad Militar, la Zona Industrial y Perdernales. Ahí, destinamos dos guaguas, una grande y otra de menor tamaño, cuyas salidas son de una hora de frecuencia. También está la del Consejo Popular de Aguas Claras, desde Ciudad Jardín a Cerro Verde, con dos ómnibus, una cantidad a todas luces insuficiente.

Uno de los problemas que más influye en la poca cantidad de vehículos activos es el estado técnico de estos. ¿Pudiera dar su criterio al respecto?

-Del parque de 47 ómnibus no se pueden programar todos diariamente. Se dan roturas o mantenimientos planificados, por lo que, desde el punto de vista técnico, el 100 por ciento no puede estar apto. Queremos que trabajen 38, mas, como te decía, las que más tienen son las Rutas 2 y 10, luego la 5 con tres y las demás dos, y algunas uno, como la 6 y la que va a Güirabo. Ahora, durante agosto y septiembre, hemos oscilado en unos 25 ómnibus, o sea, las rutas de cinco, por ejemplo, a veces están con solo tres, y las de dos, con uno, tratando de balancear para no dejar en cero el servicio, a pesar de que ya la frecuencia de paradas, en algunos casos, se alarga de 40 minutos o sobrepasa la hora. Hasta lo programado está por debajo de lo ideal, dado el alto movimiento de personas en Holguín, que en nuestra disponibilidad comprende a alrededor de 70 mil pasajeros, el resto apela a medios alternativos.

¿Dónde entran a jugar su papel los camiones particulares?

-Transporte cuenta con sus semiómnibus, de furgón y cabina, y estos prestan servicios en la ciudad y zonas rurales. Los camiones particulares trabajan en rutas de elevado flujo de pasajeros: la 2 (unos cuatro) y la 10 (entre 15 y 20), organizados independientes de los ómnibus, sin un orden. Se han dado reuniones con propietarios y choferes, pero en la práctica no ha habido coordinación. A raíz de la ampliación del trabajo por cuenta propia, a los camioneros con licencias operativas nuestro Ministerio ni el de Finanzas y Precios pueden toparles los precios, a tenor con lo regulado en la oferta y la demanda, y ni siquiera podemos fijarles rutas. Es, en pocas palabras, un acuerdo de tarifa entre el titular del medio y el usuario, así ocurre con otros medios de transporte no estatales (bicitaxis, coches, autos, motos…). Hay siete rutas de zonas rurales, a cuyos choferes se les indican los precios, debido a que les vendemos el combustible (a dos pesos el litro), y les programamos los días laborables, de tres a cuatro en la semana, sus horarios de partida desde la Terminal e itinerarios.

Se habla de que en otros territorios las Dianas pueden abordarse por menos de un peso…

-Las Dianas entraron en funcionamiento en 2013 y tengo entendido que en Camagüey, en forma de proyecto piloto, se entregaron las primeras. Ese mismo año, el Ministerio de Finanzas y Precios emitió la resolución 387, donde se plantea que la tarifa es de un peso para el transporte de pasajeros en semiómnibus y Dianas, en el entorno local-municipal. En el servicio interprovincial e intermunicipal, se aplica una escala kilométrica, y el precio aumenta directamente proporcional. De la terminal Dagoberto Sanfield a Báguano se va por dos pesos y hasta Banes por cinco. Tenemos conocimiento que, antes de entrar en vigor esa resolución, en otros territorios se cobraban 40 centavos en el área urbana y en Camagüey se mantuvo así. Aunque en la mayoría de las provincias cuesta un peso el pasaje, bajo el mismo sistema.

Perspectivas, Dianas con dos puertas, adecuaciones en infraestructura, más transporte en La Ciudad de los Parques…

-El país desarrolla proyectos y convenios con otras naciones, enfilados en adquirir piezas y recursos fundamentales, y ensamblar Dianas a las que se les corrijan defectos técnicos en la planta en Guanajay (Artemisa). Pensamos que, antes de finalizar el 2015, nos lleguen algunas, porque hubo contratiempos nacionalmente, a causa de trámites contractuales, aunque fueron resueltos, según se nos comunicó. En 2016, en los primeros meses, se cumplirá la cifra asignada al inicio. Por lo menos en Holguín, el futuro inmediato de la transportación urbana será con guaguas de ese prototipo y para el venidero año realizaremos una inversión en la Base de Ómnibus Urbanos, en aras de acoger una cifra superior de Dianas.

Mi visión: lo que es innegable es que esta situación afecta, y mucho, a la mayoría de la población que tiene que acudir a los transportistas privados que se aprovechan de ello y elevan el valor del pasaje. Casi todos los camioneros mantienen el precio de DOS PESOS.

(Tomado de Ahora)

Anuncios

One thought on “¿Qué pasa realmente con el transporte público en #Holguín?

  1. En Camagüey las Dianas cuestan 40 ctvs, porque la población manifestó la inquietudes sobre el asunto y el gobierno y el Partido ded la provincia apoyaron bajar el precio de 1 peso, que costaban al principio, a 40 ctvs.

    Me gusta

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s