PELIGRO: estrés laboral y accidentes cerebrovasculares


Por Dr. Alberto Quirantes Hernández. Los centros de trabajo se encuentran muy vinculados con el tipo de estrés conocido como estrés laboral.

Existe presión sobre empleados y directivos con el fin de poder cumplir los planes previstos, ejecutar órdenes, tomar decisiones a veces delicadas, aplicar innovaciones, etc. Los trabajadores sometidos a este tipo de tensión, prácticamente diaria, se ven involucrados en cambios y situaciones gran parte de ellos fuera de su control personal.

Nada de esto es cómodo para la naturaleza humana. Muchas veces la respuesta es un elevado índice de estrés laboral, manifestado por gran variedad de cuadros clínicos. Entre ellos se encuentra el riesgo aumentado de sufrir un accidente cerebrovascular.

LA DEMOSTRACIÓN

Se realizó un análisis en casi 140 000 trabajadores, a quienes se les hizo un seguimiento durante 17 años por parte de investigadores de la Universidad Médica del Sur, en Guangzhou, China y publicado en la revista Neurology. Pertenecían a estudios realizados en diferentes países como Estados Unidos, Suecia, Japón y Finlandia.

Las personas desempeñando trabajo con mucho estrés presentaron un riesgo de un 22 % más elevado de accidentes cerebrovasculares, en relación con quienes laboraban en cargos de poco estrés.

En las mujeres las posibilidades fueron mayores, pues el riesgo aumentaba un 33 %.

El mayor estrés se presentó en trabajadores de servicio con elevadas exigencias y presión de tiempo, así como poco control personal sobre sus decisiones laborales.

LAS RAZONES

Se han invocado diferentes explicaciones para explicar esta reacción vinculada con el estrés laboral, y la más importante se relaciona con determinadas conductas malsanas vinculadas con el estrés negativo crónico, como es la adicción al tabaquismo, la inadecuada alimentación y el sedentarismo.

Por eso es esencial, para este tipo de personas dedicadas a profesiones sometidas a estrés constante, enfrentar este riesgo incorporando a su agenda cotidiana la práctica de sanos estilos de vida.

ANTECEDENTES PREVIOS

En investigaciones anteriores ya se había establecido el vínculo entre el estrés laboral y las enfermedades del corazón, en especial la enfermedad coronaria. Pero esta investigación es la primera en demostrar la vinculación de este tipo de estrés con los accidentes cerebrovasculares.

Reducir este riesgo, totalmente modificable a favor de los afectados, conlleva a que los trabajadores tengan más control personal en sus puestos de trabajo, como incluir horarios flexibles y más potestad para tomar decisiones.

Siempre queda abierta la posibilidad de cambiar de trabajo hacia uno donde se tenga más control personal. Lo importante en la vida es tomar decisiones donde se puedan prevenir con tiempo las situaciones desagradables.

(Tomado de Cubahora)

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s