Palabras del Rector en constitución oficial de la Universidad de Holguín


Reynaldo Velázquez Zaldívar, Rector de la Universidad de Holguín. Foto: Francisco Rojas.
Reynaldo Velázquez Zaldívar, Rector de la Universidad de Holguín. Foto: Francisco Rojas.

El pasado 4 de septiembre fue oficialmente constituida la nueva Universidad de Holguín, institución de la educación superior que nace de la integración de tres centros que prestigiaron el quehacer universitario del territorio.

“Por una Nueva Universidad: juntos, creando el futuro” ha sido la motivación principal con la que estudiantes y trabajadores de la Universidad “Oscar Lucero Moya”, la Universidad de Ciencias Pedagógicas “José de la Luz y Caballero”  y la Facultad de Cultura Física “Manuel Fajardo” unen voluntades para elevar la calidad de la formación universitaria en Holguín.

Comparto con ustedes las palabras del Dr.C. Reynaldo Velázquez Zaldívar, Rector de la naciente Universidad holguinera.

Un día como hoy, hace 70 años, nuestro líder Fidel Castro llegó a la Universidad donde, como tantas veces ha expresado, se hizo revolucionario. Esta coincidencia histórica marca el comienzo de una nueva etapa en la Educación Superior de la provincia.

Inspirados en el ejemplo de sus ideales y de su ferviente convicción de la necesidad de generar trasformaciones, que busquen nuevos horizontes para el desarrollo de una mejor sociedad, se constituye este 4 de septiembre la nueva Universidad de Holguín, tomando como pilares lo logrado hasta la fecha por tres formidables instituciones de educación superior del territorio: la Universidad de Ciencias Pedagógicas “José de la Luz y Caballero”; la Facultad de Ciencias de la Cultura Física y el Deporte “Manuel Fajardo” y la Universidad de Holguín “Oscar Lucero Moya”.

No podía ser mejor el momento, pues hoy se oficializa por la Junta de acreditación nacional la condición de CERTIFICADA a esta casa de altos estudios, batalla a la que contribuyeron docentes, estudiantes y trabajadores con su participación consciente y comprometida. Esta ansiada meta nos llena de sano orgullo y nos compulsa a buscar permanentemente nuevas oportunidades de mejora que nos ayuden a crecer en cantidad y calidad en todos los procesos que desarrollamos, ahora en una institución que tiene el privilegio de nacer con este nivel de acreditación.

La nueva Universidad de Holguín, cuenta con 4 sedes universitarias que honran a figuras insignes de nuestra historia patria: Manuel Fajardo, José de la Luz y Caballero, Celia Sánchez Manduley y Oscar Lucero Moya.

Se desarrollan 39 carreras en varias modalidades, distribuidas en 10 facultades, 10 centros universitarios municipales y 3 filiales universitarias. En la enseñanza postgraduada resultan relevantes 6 programas de doctorado, 22 de maestría y especialidades.      

Otras cifras que reflejan la complejidad de la nueva institución son las siguientes: 6324 estudiantes, de ellos 3587 en CD. 2737 becados y más de 100 extranjeros en pregrado y postgrado. 3084 trabajadores, 1807 docentes, 258 son doctores, 831 MsC, 87 especialistas de postgrado.

El nacimiento de la nueva Universidad de Holguín asume la diversidad y convergencia de saberes de la comunidad universitaria holguinera que permitirá construir la excelencia, justamente en la interacción dialógica entre académicos, estudiantes y la sociedad, en vistas a producir el conocimiento transformador de la realidad.

La Universidad de Holguín responderá a las necesidades sociales con la formación integral y continua de profesionales en las Ciencias Pedagógicas, Exactas, Económicas, Técnicas, Agropecuarias, Jurídicas, Sociales, Humanísticas y de la Cultura Física

Como dijera nuestro Héroe Nacional José Martí:

“Educar no debiera ser (…) echarle al hombre el mundo encima, de modo que no le quede por dónde asomar los ojos propios; sino dar al hombre las llaves del mundo, que son la independencia y el amor, y prepararle las fuerzas para que lo recorra por sí, con el paso alegre de los hombres naturales y libres”.

La nueva universidad está llamada a formar profesionales comprometidos con la patria en el complejo contexto actual, y la estrategia principal para lograrlo ha de ser el continuo incremento de la eficacia de la labor docente educativa, en el eslabón de base, pues es en ese escenario donde se concretan los objetivos institucionales en general, y sobre todo los educativos.   Esta es la meta de este colectivo abnegado y convencido del papel decisivo de la educación para el futuro de nuestro país.

Por supuesto, no son pocas las tareas pendientes u oportunidades de mejora en procesos y actividades. Solo recordar los complejos retos que tenemos: la consolidación del proceso de integración no solo en lo organizativo si no sobre todo en la creación de una cultura común y en el desarrollo de valores compartidos que nos identifiquen intra y extramuros como la gran universidad que somos, el desarrollo de procesos de gestión de la calidad que conlleven a la acreditación de carreras, maestrías, doctorados, especialidades y a la mejora continua de la institución, incrementar la labor universitaria en el marco de la estrategia de comunicación social que se desarrolla en la provincia que nos ha compulsado a elevar el sentido del deber y de pertenencia, así como el entusiasmo por alcanzar la sostenibilidad de la educación superior a través del cumplimiento de nuestros objetivos con eficiencia y eficacia, a enfrentar las indisciplinas sociales y los efectos negativos de la subversión ideológica, a consolidar la formación de valores cívicos en nuestra comunidad y sobre todo a la atención inteligente e intencionada a nuestros jóvenes como nuestra fundamental razón de existir.

Para enfrentar estos retos se requiere, de esta comunidad universitaria:

  • Entrega incondicional a esta nueva institución que con AMOR y DEDICACIÓN concebimos
  • Destacados valores éticos y morales
  • Unidad de acción y sentido de pertenencia
  • Competencia profesional, excelencia, eficiencia y eficacia
  • Ambiente de revolucionarios vencedores y conquista del entorno al que nos debemos
  • Rapidez, creatividad, innovación permanente y   sobre todo mucha   visión de futuro como debe caracterizar a la universidad del siglo XXI

Hoy, sin dudas, somos parte de un acontecimiento histórico, que convoca y compromete a la comunidad universitaria a ofrecer lo mejor de cada uno de nosotros para lograr las misiones y proyectos que nos sean encomendados por la dirección del país y del territorio. Esta es la gran Universidad que la provincia, el país y otras tierras del mundo necesitan. Una universidad nueva, fortalecida, multidisciplinaria, innovadora y pertinente que aporte con sus procesos sustantivos: formación continua, investigación científica y extensión universitaria a ese mejor Holguín que queremos y podemos seguir construyendo todos juntos.

FELICIDADES Y ÉXITOS
MUCHAS GRACIAS

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s