La Revolución es conocimiento y lucha, a propósito de la demanda de Cubadebate


Por Orlando Calderón. La subversión no solo se fomenta por los enemigos de la Revolución, también se construye en la Revolución. La noticia la trajo un amigo, y en verdad, no la creí al 100%. Pido disculpas porque como soy una aproximación al marxismo y leninismo no me doy cuenta que la praxis supera todas las posibles ideas.

El artículo del que les quiero comentar se titula Cubadebate entablará demanda por usurpación de entrevista a Alfonso Urquiola y lo reproduzco a continuación.

El pasado 28 de marzo, nuestro periodista Michel Contreras se personó en la casa del manager de Pinar del Río, Alfonso Urquiola, con el propósito de entrevistarlo para Cubadebate y publicar esa conversación al finalizar los play off de la Serie Nacional que transcurría entonces.

Amablemente, Urquiola había accedido a responder a preguntas relativas a la eliminación de su equipo y otros temas beisboleros. La charla tuvo lugar en un ambiente informal con la presencia de autoridades deportivas del territorio, periodistas, el pelotero Donal Duarte y dos amigos suyos.

Sin que Contreras se percatara, uno de los acompañantes del capitán pinareño, funcionario de una empresa estatal, sentado a varios metros del entrevistado grabó toda la conversación con su teléfono móvil y posteriormente dicha grabación terminó en las redes sociales, sin el consentimiento ni del entrevistado ni del entrevistador. Además de la falta de ética más elemental que transparenta este hecho, el autor de la grabación clandestina violó flagrantemente el artículo 108 del Código Civil cubano, que protege los derechos de propiedad intelectual y artística.

Por tanto, Cubadebate establecerá demanda judicial al usurpador y exigirá que quienes reprodujeron la grabación robada en el espacio público digital del país, retiren de inmediato el audio o video de la conversación entre Alfonso Urquiola y Michel Contreras, o tendrán que someterse también a la sanción que establezca para estos casos la legislación cubana.

Pareciera que todo está claro: ¡El comportamiento desleal y la falta de eticidad! ¡La infracción del artículo 108 del Código Civil cubano, que protege los derechos de propiedad intelectual y artística!
Hasta acá todo es justo y responde a una lógica cívica, ética y jurídica con la que duda alguien esté en desacuerdo pero…

Cubadebate establecerá demanda judicial al usurpador y exigirá que… “quienes reprodujeron la grabación robada en el espacio público digital del país, retiren de inmediato el audio o video de la conversación entre Alfonso Urquiola y Michel Contreras, o tendrán que someterse también a la sanción que establezca para estos casos la legislación cubana”

¿Qué defrauda?

La ignorancia digital: ¿cómo se puede hacer cumplir en el país algo que responde a una dinámica de red social? ¿cómo se condena lo que responde a una lógica de socialización de la información?, ¿cómo se recurre a una lógica de condenación por complicidad y se traslada el miedo de las leyes para intentar eliminar la divulgación de lo que se dice?

El método: algunos revolucionarios siguen equivocándose cuando apuestan a la censura como método de combate, esta vez disfrazándola con el velo de la legalidad.

Los resultados: los tiempos siguen siendo de debate y discusión (¿no es a eso a lo que debe contribuir Cubadebate?) ya que se socializó, condénese al infractor y discútase qué de cierto e incierto, qué de absoluto y qué de justo se dice. El origen debe ser sancionado, pero cómo se aspira a condenar lo que derivó… impidiendo el conocimiento en los espacios público del país, cuando es ya de conocimiento en el mundo, lástima nuestras esencias: democracia, libertad de expresión, derecho de información.

Con acciones restrictivas no se impedirá lo que se dice y piensa, después vienen los impactos ideológicos para una generación de seres humanos. No se publicó nunca la entrevista ¿Por qué?, si se publica, que en verdad la praxis dice es bien improbable; fue lo que se dijo, ni fue todo lo que se dijo. El buen periodista y el honesto entrevistado será promovido o reducido al silencio y la excomunión social y laboral.

Mucho daño nos hicieron el socialismo real y los métodos estalinistas, que nada tienen que ver con el marxismo y el leninismo, que no son revolucionarios en tanto niegan como esencia y manifestación “la verdad, que siempre es revolucionaria”, ni mucho menos comunista.

Pero no es lo que nos hizo, es la que nos sigue haciendo.

Mucha militancia escondida en el ejercicio de guardar silencio, de apostar a lo que no se debe decir, a lo que se debe censurar, todo en bien de la Revolución, cuando a la luz de los nuevos tiempos, no son más que su contrario.

El tiempo es de lucha, debate ideológico, discusión de ideas, trasparencia e información, confrontación. ESO ES LO QUE SALVARÁ A ESTE PROCESO.

Mi visión: afortunadamente la entrevista a la que se refiere el colega Orlando fue publicada en Cubadebate con el título Alfonso Urquiola: “Estoy tan decepcionado que no vuelvo a dirigir”

4 comentarios en “La Revolución es conocimiento y lucha, a propósito de la demanda de Cubadebate

  1. Luis Ernesto, no tengo el placer de conocer al referido Orlando. Tampoco me interesa tanto conocerlo después de su bizarro comentario tildando a la dirección de Cubadebate como estalinista y apostando a la no publicación de la entrevista de Urquiola. Sobre el tema, del que parece todo un experto Orlando, de la difusión de contenido no autorizado en las redes sociales, le sugiero se lea esto http://www.publimetro.cl/nota/cronica/exigen-al-ejecutivo-agilizar-proyecto-que-castiga-difusion-no-autorizada-de-videos-y-fotos-intimas-en-internet/xIQodm!eytE5rSpwmjVw/ y esto http://ecuador.indymedia.org/media/2012/02/38137.pdf y también esto http://peru21.pe/mundo/bbc-pagara-us294000-acusar-politico-pedofilia-2103618 o, si quiere, esto http://es.kioskea.net/faq/8855-editores-web-como-respetar-los-derechos-de-autor.
    Puede además ir a la legislación argentina que establece «Art. 72.- Sin perjuicio de la disposición general del artículo precedente se considerarán casos especiales de defraudación y sufrirán la pena que él establece, además del secuestro de la edición ilícita:
    a) El que edite, venda o reproduzca por cualquier medio o instrumento, una obra inédita o publicada sin autorización de su autor o derechohabientes;

    En fin, diferentes países, diferentes legislaciones, pero en todas se evita la impunidad en la difusión de contenidos no autorizados en las redes sociales. A nadie se le ocurriría prohibirle ver algo a usted en su casa desde su memoria flash, pero no tiene derecho a compartir la obra de otro en las redes sociales sin su consentimiento previo. Pero, no hace falta ir tan lejos, tenemos una ley de derecho de autor que establece límites y deberes. Ella por ahora es útil, aunque debemos actualizar nuestra legislación en el ámbito del uso y abuso de las nuevas tecnologías. Aquí no se trata de censura, se trata de cordura…y también de respeto.

    Me gusta

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s