La crónica que cayó del espacio 34 años después


Por Arlene Gómez Palacios. Yo estaba en primer grado cuando aquel grande llegó a mi escuela, el seminternado Miguel Salcedo de Antilla. Había un revuelo enorme por los pasillos y todos los pioneros queríamos ver al hombre cubano que había ido al cosmos. Al cabo de 20 años el recuerdo sigue vivo y hoy inspiró la crónica.

Arnaldo Tamayo Méndez, el guantanamero de la calle 5 Oeste que desde temprano quedó huérfano de madre y padre, fue un niño sencillo, jocoso y un poco travieso. Por la cercanía que tenia a la Base Naval de Guantánamo con frecuencia veía los aviones de guerra norteamericanos volar sobre su tierra y desde entonces el niño se empezó a inquietar.

Nadie iba a pensar que aquel adolescente de 13 años que limpiaba botas y además era ayudante de carpintero, en el año 1978 fuera a ser seleccionado para integrarse al Programa Intercosmos y se trasladara a la Villa Estelar en la Unión Soviética para entrenarse.

Dos años después, el 18 de septiembre de 1980, despegó desde el Cosmódromo de Baikonur con el ingeniero soviético Yuri V. Romanenko. Eran las 15:11. Hoy hace 34 años del suceso.

Partió desde el Cosmódromo de Baikonur, en Kazajastán, el cohete portador Soyuz que colocaría en órbita la nave Soyuz 38, en la que la tripulación conjunta soviético-cubana integrada por Yuri V. Romanenko y Arnaldo Tamayo realizó el vuelo hacia y desde el complejo orbital Saliut 6. Allí se reunieron con la tripulación residente, conformada por los cosmonautas Leonid Popov y Valeri Riumin, y realizaron una serie de experimentos durante una semana, luego de lo cual regresaron a la Tierra el 26 de septiembre de 1980.

Según varias fuentes consultadas buena parte del programa de investigaciones y experimentos tecnológicos de la misión fue preparada por la Academia Nacional de Ciencias de Cuba y comprendía tareas científicas como el cultivo de los primeros monocristales orgánicos en microgravedad, utilizando azúcar cubano, experimentos médico biológicos (incluso algunos dedicados a investigar las causas del Síndrome de adaptación al espacio) y la exploración desde el espacio del territorio de la isla caribeña y su plataforma continental en la búsqueda de minerales y posibles yacimientos petrolíferos.

Al finalizar el programa de investigaciones, los cosmonautas trasladaron al módulo de descenso los materiales de los experimentos e investigaciones realizadas a bordo el 25 de septiembre, y aterrizaron al día siguiente. Arnaldo Tamayo Méndez, el guantanamero, representó en el cosmos a Cuba, a América Latina.

(Tomado de Radio Angulo)

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .