Armín González pasa a ser estadística por culpa de la muerte


Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. Suena el teléfono. Falleció Armín, me dice de golpe del otro lado la voz del colega Jorge Alejandro Laguna desde la inconfundible sonoridad de los aparatos del servicio de Telefonía Fija Alternativa, una modalidad instalada por ETECSA para la comunicación en lugares donde los teléfonos tradicionales aún no han llegado en Holguín. La noticia es demasiado real como dar margen a la duda, su condición física nos había puesto en un compás de espera.

El cáncer que lo invadió fue fulminante. Todavía esperaba la prometida colaboración para este blog, del que fue uno de los lectores. Armín fue siempre una obligada consulta para todo el que necesitaba concluir sus investigaciones y la estadística se mostraba compleja.

Durante muchísimos años fue profesor de esa difícil materia en la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Holguín. Comunista convencido pero no complaciente, este colega fue primero mi profesor en algún momento de la carrera y luego compañero de trabajo en la Universidad. Una y otra vez conversamos sobre lo humano y lo divino. Su pasión por la informática y su intransigencia ante lo mal hecho nos pusieron en el mismo bando.

Muchas veces conversamos de sus inconformidades sobre la realidad cubana y la manera en que aportaba sus criterios en varios sitios, sobre todo en Cubadebate aunque algunas veces no se los publicaban. Lo recuerdo siempre servicial y sobre todo solidario con los que necesitaban de sus amplísimos conocimientos de estadísticas y probabilidades.

Logré convencerlo para compartir algunas de sus visiones con los lectores de este blog. Cuando lo hizo firmó sus trabajos con AGA, las iniciales de su nombre completo: Armín González Almaguer. Así se publicaron “Sensacional” conclusión de las Romerías de Mayo y Visiones consentidas: cosas que no me alcanzan.

Te vamos a extrañar mi socio. Me quedaste debiendo la crónica por los diez años de la victoria de nuestro Holguín en aquella inolvidable Serie Nacional, pero te puedo asegurar que nadie la va a escribir como tú.

(Foto: Armín González con su inseparable gorra junto a colegas del Departamento de Informática. Cortesía de Osmel Chapman Pérez)

2 comentarios sobre “Armín González pasa a ser estadística por culpa de la muerte

  1. Me impresionó esa imagen, justo como le recuerdo, aunque pude verle casi 72 horas antes de su fallecimiento.
    Al regreso de esa peregrinación que nos llevó a los Ángeles, tierra natal de este amigo banense, aprovecho tu espacio para agradecer a la Rectora y a la vicerrectora Isabel por el apoyo sin límites, a Katerine por su disposición permanente, al jefe de transporte y el excelente chofer que nos llevó este 17 al cementerio de Banes, a los compañeros de cocina que nos ayudaron con la merienda, a mis compañeros que con su esfuerzo lograron esa tarja que perpetuará el recuerdo del Maestro y Compañero que allí descansa.

    Me gusta

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .