#Venezuela: lecciones martianas para un hermano pueblo


Por Arnaldo Vargas Castro. Hombres ciegos por la exaltación de quienes han hecho fortuna a costa del pueblo venezolano, han atentado en estos días contra los que están del lado de los que aman y construyen. Y resulta lamentable ver cómo esa turba enardecida lo destruía todo a su paso.

Si los jóvenes son los dueños del futuro, ¿qué futuro podía esperarle a la hermana Venezuela si llegase a ser gobernada por personas con sentimientos tan fasistoides, al estilo Capriles, como los que vimos por la tele en estos últimos días? Esos son desconocedores del principio martiano de que “Los hombres que apedrean la virtud saben que necesitan de ella para salvarse”.

Ejemplos hay suficientes en esta mundo dividido en izquierdas y derechas, como si hombres y pueblos no debieran andar unidos para hacer mejores obras. La Segunda Cumbre de la Celac dejó sentado que solo la unidad da la fuerza necesaria para sobrevivir en estos tiempos en que los imperios se creen dueños y señores del mundo; deciden donde hay que dar un golpe militar o sustituir aun presidente y a quién hay que proteger para que siga destruyendo y usurpando territorios.

Los acontecimientos de Venezuela, copia fiel de aquel intento golpista que puso en peligro real a ese noble pueblo, no constituyen un hecho aislado y mucho menos, fortuito. Es el nuevo estilo que utiliza el imperio para crear divisiones y atmósferas de desconcierto; para intentar derrocar gobiernos que se contraponen a sus prepotentes intereses, sin importar las pérdidas humanas y la destrucción de edificaciones.

No hay que ser mucho ducho en materia política para percatarse de quién está detrás de todo ese andamiaje terrorista que ya ha cobrado muchas vidas humanas. El extraordinario esfuerzo del gobierno bolivariano para mejorar la calidad de vida de los más pobres, lograr la equidad de género, el acceso a la educación y lo servicios gratuitos de salud; tienen como contrapartida a los acaparadores, maleantes, corruptos y gente alimentada con el odio de quienes por encima de la patria y el pueblo, están sus intereses personales y los de quienes pretenden tomar las riendas de la nación para chuparle la sangre, el sudor y sus recursos naturales, como hacían antes.

José Martí sugirió que ¨Los hombres generosos han de encontrarse muchas veces con los hombres agradecidos¨. Considero que en la hermana Venezuela prevalen los agradecidos y por tanto, no les queda otra opción que defender sus intereses hasta con los dientes si fuese preciso, porque retroceder al pasado sería una afrenta al Libertador y a Chávez.

Considero que los venezolanos que ya pasaron la prueba del neoliberalismo, jamás permitirán la vuelta a las dictaduras criminales que desgobernaron ese país sudamericano, como nos sucedió a nosotros durante más de 50 años. Aprendimos que la libertad tiene su precio y como escribió el Maestro: ¨…abrir la casa a nuestros enemigos es darnos a ellos, y no librarnos de ellos¨.

(Imagen empleada: el pueblo venezolano responde el llamado a la paz este sábado con marcha en Caracas -Foto: AVN)

Anuncios

3 comentarios sobre “#Venezuela: lecciones martianas para un hermano pueblo

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.