Vergüenza contra desvergüenza


René González en la Tribuna de la Solidaridad del IX Coloquio de Holguín. Foto: Luis Ernesto/Visión desde Cuba.
René González en la Tribuna de la Solidaridad del IX Coloquio de Holguín. Foto: Luis Ernesto/Visión desde Cuba.

Por Nelson Ricardo Basulto*. Una fresca corriente de aire acarició toda mi fisonomía permitiéndome un momento de pleno descanso, sin tener que mantenerme activo en la intensa batalla que tengo que librar con los molestos e insistentes mosquitos. Ya en la portada de mi “hogar formador, desayunados todos con un siempre apreciado pan de esos a los que muchos de mis compañeros llaman “francés”, pues por su aspecto parecería ser de “¡antier!”, acompañado de un apetitoso vaso de “chocolet” a punto de ebullición conforman un potente y confortable complemento nutritivo.

Es sábado y el pueblo holguinero se dispone a participar en la Tribuna de la Solidaridad que sesionará como parte de las actividades del IX Coloquio Internacional por la Liberación de los Cinco Héroes. Empujado por la enorme y compacta masa humana hice entrada en la plaza. Cada segmento que se sucedía de aquel emotivo acto era como una inyección de vitaminas revitalizantes para cada uno de los que allí nos encontrábamos.

Muchas veces con el ojo izquierdo medio guiñado a causa del impacto directo de los rayos del imponente sol que ya comenzaba a hacerse sentir, y por si esto fuera poco, había que luchar contra la barrera comunicacional  que establecían un grupo de señoras. Imposibilitado de moverme para otro lugar por lo restringido del espacio, tenía que adaptarme a la idea de tener ante mis ojos la molesta propaganda de “…Atec Panda, TV a color…”, en aquel improvisado cartel.

Hacia los micrófonos se adelantaba uno de los hombres nuevos que tanto pidió el “Guerrillero Heroico”. Era el Héroe de la República de Cuba: René González Sehwerert. Realmente no puedo expresar lo que sentí en aquel momento, solo puedo decir que en ese instante en mi mente podía leer estas palabras de Martí, “Cuando se ha vivido para el hombre (…) y de su propio ser ha dado a los demás, este se convierte en un meritorio y generoso padre de muchos”.

Eso es para mí este y aquellos cuatro hombres que sufren presidio allá tras las rejas imperiales. ¡Son mis padres!; esos que me han salvado a mí, y a millones de personas en el mundo. Esos que han luchado porque mi hijo, que hoy apenas es un diminuto feto residente en el vientre de quien lo espera con afán y cariño, vea la luz en una patria libre y soberana.

Sí René, nosotros somos parte de las raíces de ese “Jurado de millones” al que ha llamado Gerardo, este es el jurado que continuará apelando a la vergüenza del planeta entero bajo la divisa: “Vergüenza contra desvergüenza”. Nosotros tenemos conciencia de que es en nuestras manos jóvenes donde descansa el triunfo de esta batalla.

Quiénes mejor que nosotros, que no toleramos la falsedad, la falta de sinceridad, que reaccionamos enérgicamente contra  la injusticia y la desigualdad social. Jóvenes de todo el mundo, amantes de la libertad y de la justicia. Este momento histórico en el que nos ha tocado vivir exige de nosotros una amplia disposición movilizativa, exige que emprendamos cada tarea a la que nos enfrentemos con nuevas energías, entusiasmo e iniciativa creadora.

A los jóvenes de hoy no nos debe asustar la muerte. Lo que si nos debe asustar es la idea del yugo, es la idea de vernos un día gobernados por una serie de señores que tan poco caso y tan poco respeto tienen para con los pueblos. Hagámonos dueños de nuestros futuros, tomemos en nuestras manos las riendas del mismo y guiémoslo hacia caminos mejores. Nuestra batalla no es contra la historia, luchemos junto a ella y progresemos con ella.

Nelson Ricardo Basulto es estudiante del 4to año de la carrera Marxismo Leninismo e Historia de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Holguín.

2 comentarios sobre “Vergüenza contra desvergüenza

  1. Desde la tierra del libertador de América Simón Bolívar y el Comandante Supremo Hugo Rafael Chavéz Frías, gracias Nelsón por permitirme desde tus palabras de joven cubano vivir ese día memorable en que la historia habló.
    Anabel Naranjo Paz

    Me gusta

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .