Pensar a Martí desde el medio ambiente


marti-apostolPor Félix Manuel Calvo Araujo*. José Martí, hombre multifacético, brillante orador, dirigente político, crítico de arte, cronista, traductor, dramaturgo, polemista, fue además un activo ecologista y naturalista que vio en el medio ambiente una fuente incalculable de inspiración y basado en él, escribió artículos, materiales y discursos que han pasado a la historia como magníficos textos en los que además de demostrar su fina sensibilidad, muestran un profundo conocimiento acerca de disímiles temas relativos a las Ciencias Naturales.

Acerca de la necesaria vinculación naturaleza- educación, expresa Martí en el año 1883 en un artículo llamado: “La sangre es un buen abono”: “Naturaleza y composición de la tierra y sus cultivos, elementos naturales y ciencias, elementos que obran sobre ellos o pueden contribuir a desarrollarlos: he ahí lo que en forma elemental, en llano lenguaje y con demostraciones prácticas debiera enseñarse”.

En un artículo sobre la siembra del árbol de la quina, de donde se extrae la quinina alcaloide utilizada en la terapéutica y  además  sustituto (su corteza) del lúpulo para la producción de cerveza, Martí compara su siembra y producción en la India y América, en especial en Guatemala. Al hablar de su siembra, del tipo de clima propicio, de su comercio y de la posible demanda del producto se observa la agudeza y el conocimiento del articulista sobre lo relativo a la agricultura y la naturaleza.

Conoce de la importancia de la educación en la formación de una cultura general  y en la adquisición de conocimientos por parte de niños y niñas sobre el medio ambiente, y al respecto expresa en un artículo titulado “La América grande”: “A los niños debiera enseñárseles a leer en esta frase: La Agricultura es la única fuente constante, cierta y enteramente pura de riqueza”. (Pág. 298 Tomo 8).

Martí, con su ya conocida por todos, capacidad de anticipación  a los hechos, desde el siglo XIX, sin computadoras, TV por cable o satélite, previó lo que hoy es ya un hecho: la integridad y capacidad de recuperación de los bosques corre peligro. Las cifras son elocuentes según cifras dadas por la ONU: Los bosques del mundo perdieron una media de 4,9 millones de hectáreas al año o casi 10 hectáreas  por minuto entre 1990 y 2005. Con palabras ilustrativas sobre qué hacer para evitar una debacle ambiental expresa:

“Los colonos de Australia están prestando grande atención a lo que debieran prestarle todos los habitantes de comarcas agrícolas: a  la conservación de sus bosques. No tratan solo con esto de asegurarse para la futura madera buena y abundante, sino en evitar los males que acarrea la pobreza de árboles, sequedad del clima, larga escasez de lluvias, flujos en las selvas y cosechas ruines”.

Es quizás su Diario de Campaña, la obra más brillante en cuanto a la exaltación de la belleza indudable de nuestra naturaleza; en él expone cada una de sus vivencias desde la partida de Santo Domingo hasta el día 17 de mayo de 1895. En su profusa obra epistolar, Martí abordó frecuentemente su admiración, respeto y profundo conocimiento acerca de la naturaleza.

En muchas ocasiones comparaba las virtudes humanas con árboles, flores y el perfume de estas. En carta a su hermana Amelia desde Nueva York en 1880, le da consejos sobre el amor:

“¿Tú ves el árbol? ¿Tú ves cuánto tarda en colgar la naranja dorada o la granada roja, de la rama gruesa? Pues ahondando en la vida, se ve que todo sigue el mismo proceso. El amor, como el árbol, ha de pasar de semilla a arbolillo, a flor y a fruto”  (T. 20:308)

Hay en el pensamiento martiano una fuente inagotable de sabiduría y elocuencia la cual queda demostrada también en frases, sentencias y reflexiones contenidas en sus cartas y papeles, en los que siempre hay un consejo paternal guiado al estudio de la naturaleza. “La felicidad de los hombres, y la de los pueblos, está Máximo, en el conocimiento de la naturaleza”, le dice a Gómez desde Nueva York, un año antes del estallido revolucionario de 1895.

José Martí, a lo largo de su vida,  demostró ser un profundo conocedor de la naturaleza, la que fue capaz de llevar tanto a su obra en prosa, como poética. Son sus  publicaciones periodísticas, paradigmas sobre el tema del cuidado y preservación de los bosques y el respeto a las riquezas naturales. El Apóstol percibía la naturaleza como fuente de inspiración, y como cita ineludible en discursos, epístolas y apotegmas. Resulta inevitable, al hablar de la  vinculación de su obra al medio ambiente, hacer referencia  a sus diarios de campaña, los que constituyen tal vez  los escritos en las cuales con más detenimiento y minuciosidad aborda el tema de la naturaleza.

Pensar a Martí en tiempo presente, se hace necesario hoy más que en ningún otro momento de la historia de Cuba. Los retos que se nos imponen como país soberano son únicos. Cuba “al salvarse, salva”. El destino de la humanidad depende en gran medida, de lo que seamos capaces de hacer los cubanos, en unidad con toda Latinoamerica,  en función de mantener el equilibrio del mundo. Así nos dice desde la eternidad, a través de su mensaje de salvación en pos de exaltar la virtud del ser humano. Proponernos desentrañar el misterio de su programa ultrademocrático del cual Mella nos habló, o adentrarnos en ese otro misterio que nos acompaña según  Lezama Lima, es actualmente una necesidad urgente.

Félix Manuel Calvo Araujo es profesor de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Holguín y delegado al Seminario Juvenil Martiano que sesionará en la capital de todos los cubanos.

Un comentario sobre “Pensar a Martí desde el medio ambiente

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .