La oportunidad perdida por Estados Unidos al negarle el viaje a René


René con su padre y su hija poco después de salir de prisión

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. Es exactamente como esperábamos que ocurriera. Ni más, ni menos. Sabíamos que las instituciones judiciales de Estados Unidos serían incapaces de ofrecer muestras de sentido común y mucho menos humanitario ante la solicitud de René González.

Recordemos que hace algunos días René, retenido en Miami luego de cumplir su injusta condena, había solicitado un permiso especial para viajar a La Habana a visitar a su hermano Roberto González que se encuentra gravemente enfermo víctima de un cáncer. Hoy finalmente las autoridades de la ¿justicia? estadounidenses han emitido su respuesta en documento publicado por la Corte de Miami.

“Los Estados Unidos reconocen el carácter humanitario de la solicitud hecha por René González, pero se opone a esta solicitud basándose en preocupaciones de seguridad del FBI“, dice la respuesta de la Fiscalía a la moción presentada por los abogados del cubano.

Sin embargo, en los términos para la libertad condicional otorgada a René, quien salió de prisión el 7 de octubre pasado, la propia Fiscalía había admitido como posibilidad concederle una dispensa por razones humanitarias, que ahora mismo ha negado, prueba de su mala fe.

Luego de esta respuesta de la Fiscalía, la jueza Joan Lenard deberá tomar próximamente una decisión definitiva sobre la petición de que él visite la Isla por dos semanas.

El documento presentado por la Fiscalía advierte que en caso de que la Jueza permita a René visitar a su hermano, se deberán imponer varias condiciones:

  • Que René someta a su oficial de probatoria un itinerario detallado de su viaje, con número de vuelo, ruta y también información de dónde ubicarlo;
  • Que René no tenga reuniones ni consulte ni se comunique con oficiales de inteligencia cubanos;
  • Que durante su ausencia del distrito de supervisión (Miami) René mantenga informado por teléfono a su oficial de probatoria en la Florida;
  • Que la orden de la Corte permitiendo que René viaje solo tendría que ver con su libertad supervisada. René tendría también que cumplir con todas las leyes y reglamentos de los EEUU y Cuba sobre el viaje entre los dos países e independientemente pedir y recibir permiso para viajar;
  • Que los términos de la libertad supervisada de René se mantienen sin cambios y que él tiene que regresar a los EEUU dentro del plazo concedido para no violar los términos de su libertad supervisada.

No por esperada esta respuesta, deja de provocar la indignación del pueblo cubano y de los que en muchas partes del mundo se han solidarizado con la causa de la liberación de Los Cinco.

Era poco probable que Estados Unidos que sucediera pero hubiera sido una excelente oportunidad para tratar de dar una señal de que en el seno de ese gobierno quedara alguna muestra de humanismo. Los hechos de hoy solo confirman que lo único que les interesan son los intereses mezquinos que generan el dinero y el poder, sin importar el sufrimiento humano.

(Con información de Cubadebate)

Anuncios

La opinión que le merece el texto que acabas de leer es muy importante para nosotros, ¿la compartes?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.